Rudy vuelve al Real Madrid

0
97
El mate sobre Howard, la jugada más icónica de Rudy Fernández

Esta semana se ha confirmado lo que era un secreto a voces: Rudy Fernández dejará la NBA, al menos durante los tres próximos años, para jugar en el Real Madrid, donde ya estuvo durante el ‘lockout’ de la liga estadounidense. Pablo Laso y la afición madridista están de enhorabuena, ya que con este fichaje se forma uno de los perímetros más potentes de toda Europa.

“¡Mañana se confirma mi fichaje por el Real Madrid por tres temporadas! ¡Muy feliz de volver!” anunciaba Rudy Fernández en Twitter el pasado miércoles, zanjando así las dudas sobre dónde jugaría la próxima temporada tras la finalización de su contrato en la NBA. Dicho tuit concluía con un misterioso “ya os contaré por qué he tomado esta decisión”.

Lo cierto es que su paso por la mejor liga del mundo ha tenido más sombras que luces. Chovinismo aparte, lo cierto es que sus tres años en los Portland Trail Blazers minaron su moral poco a poco por culpa de su entrenador, Nate McMillan, empeñado en limitar su rol al de tirador de triples, apagando así la enorme creatividad del internacional español, que llegaba a la liga americana tras realizar, en la final olímpica de Pekín, un mate sobre Dwight Howard que dio la vuelta al mundo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=GiUJEbqpWoQ[/youtube]

En junio de 2011 saltaba la noticia: Fernández abandonaba la franquicia de Oregón con rumbo a Dallas Mavericks, campeón de la NBA y que, tras la resolución del ‘lockout’, enviaría al español a Denver, donde estaría a las órdenes de George Karl, mítico entrenador del Real Madrid a principios de los 90.

Los inicios del balear en Colorado fueron bastante halagüeños, pudiendo por fin ver al jugador libre de corsés que se dio a conocer en Badalona antes de cruzar el charco. Sus minutos se recortaron con la llegada de Wilson Chandler, pero el técnico siguió confiando en él.

La mala suerte se cruzó en su camino en el mes de marzo, cuando dijo adiós a la temporada debido a los dolores de espalda motivados por la hernia discal que el jugador arrastra desde una falta criminal de Trevor Ariza en 2009; problemas que se recrudecieron este año y que hicieron que el jugador volviese a pasar por el quirófano ya que incluso había perdido la sensibilidad en un dedo del pie. El 19 de marzo se produjo el adiós de Rudy a la NBA, al menos por el momento, en un partido contra Dallas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=LdZBcbSE0Pc[/youtube]

Tras estos cuatro años, Rudy prefirió no buscar un buen contrato en Estados Unidos y volver a España, donde tenía firmado desde el año pasado un acuerdo con el Real Madrid, por el que estaba obligado a jugar de blanco durante tres temporadas en caso de que el jugador decidiese volver a Europa.

Durante los meses que estuvo, fue uno de los mejores jugadores del equipo desde el primer momento, promediando 16 puntos en sus nueve partidos en la Liga Endesa y 11,5 en  los ocho que disputó de la Euroliga. Pero por encima de lo demostrado en el parqué, también supo conquistar a la afición, que cantaba “Rudy quédate” al final de cada encuentro.

La llegada del mallorquín es la guinda del pastel que está siendo horneado por Pablo Laso tras las llegadas de los norteamercianos Marcus Slaughter, ala pívot procedente del Brose Baskets alemán y ex jugador del Blancos de Rueda Valladolid; y Dontaye Draper, base procedente del Cedevita Zagreb con pasaporte croata. Ya solo falta una pieza, el pívot que cubra el puesto dejado por Ante Tomic, que vestirá la camiseta del eterno rival. Para ello, suena con mucha fuerza el nombre de David Andersen –que vistió de azulgrana hace cuatro años- y, con menos, el del mexicano Gustavo Ayón.

Fotografía: Realmadrid.com

Dejar respuesta