Rubia, la chica mimada del rock

1
1236

Rubia

No está muy claro si ella mima al rock o es el rock el que la acaba mimando a ella. El caso es que se llevan bien y por eso Rubia lo practica en todas sus vertientes. Sola o acompañada, lo importante es tocar y eso es lo que hace  llevando las riendas de su proyecto en solitario o poniendo la voz a la banda de versiones Hot Legs. Ha participado en otras agrupaciones como One Hit Wonders y siempre que puede se pasa por el Freeway de Malasaña para pinchar algunos temas.

Todo arrancó cuando Sara Íñiguez llegó a Madrid hace cinco años. En esa época conoció a Leiva de Pereza y comenzaron a tocar juntos. Pasaron por distintas agrupaciones, como One Hit Wonders, grupo de versiones en el que también participaba Xoel López. Asegura que esta agrupación le dio muchas satisfacciones, quizá por eso le cogiera el gustillo y decidiera embarcarse en un nuevo proyecto.

Íñiguez ya había tenido bandas por separado con Carlos Tarque de M Clan, con Josu García de Tequila, con Jokin Salaverria de Jhonny Klapan y con el propio Leiva. Tan sólo le faltaba tocar con Rubén Pozo, así que decidieron unir fuerzas y crear Hot Legs, grupo de nombre inspirado en la canción de Rod Steward que se dedica a versionar temas clásicos del rock.  

“Disfruto como una enana, y es lo que realmente me gusta”, cuenta la artista. Sin embargo, “Rubia es mucho más femenino que lo que hago con Hot Legs. No me he cortado a la hora de poner las baterías atrás, ya me da igual que me digan eso de ‘te falta un poco de caña”, asegura la cantante.

Se autodefine como “crítica y protestona” y no le tiembla el pulso al confesar que tiene bastante manía a los políticos. “A todos” resalta. “Llevan una campaña impresionante en contra del ocio. ¿Por qué? No lo sé, prefiero no saberlo. No quiero meterme ni por un segundo dentro de la cabeza de un político”. La Ley Anti tabaco o las restricciones municipales contra las salas de conciertos son algunos de los motivos que originan estos rencores hacia el poder: “Prefiero que la gente llegue a un punto de evolución  en el que diga ‘no fumo porque esto molesta, me voy fuera’. Pero lo decido yo, no tiene que venir ningún pastor a llevar este rebaño”.

Rubia

Aún así, ella entona el mea culpa y reconoce: “los dirigentes se creen que el país es suyo, también culpa nuestra,…, por no protestar”. Por otro lado, añade: “vale, ponen trabas a las salas, pero es que hay muchas salas que hacen conciertos y luego la gente no va. No podemos estar quejándonos si una noche preferimos ir a ver el partido al bar antes que ver un concierto”.

Tampoco le gusta la “música de laboratorio” es por eso que ella misma se ha encargado de que todos los instrumentos de su segundo disco se hayan grabado a la vez en el estudio. Nada de artificios ni metrónomos.

Vive sin televisión. Desconectada de lo que la “caja tonta” pueda ofrecerle y en un ambiente idílico como el que describe en “Flores y gallinas”, primer corte de su último disco, crea canciones y universos paralelos en lo que se refugia cuando quiere. “Da igual que esté en mitad de la ciudad más ruidosa, tengo la suerte de poder meterme ahí siempre que quiero”.

Sara Íñiguez ha intentado plasmar este universo en 2036, un disco que ha tardado seis años en hacerse y en el que por primera vez la música se ha puesto al frente de una mesa de sonido. “En el primer disco me puse en manos de Alejo Estivel y salió un disco muy satisfactorio para el momento. Pero ha pasado el tiempo y he querido hacerme con las riendas. Creo que ha quedado muy bien, no es el típico sonido español, tiene un sonido quizás más americano, más retro”.

Vasca de nacimiento y de madre gallega, en su casa siempre ha habido mucha tradición por la cocina. Es por eso que un día decidió juntar recetas de fácil elaboración y recopilarlas todas en un libro: Recetas del Rock ‘n’ Roll, todas ellas estaban escritas por amigos músicos.  En él encontramos las costillas Jack Danields de Burning, las almejas a la marinera de Deluxe o las lentejas Creedence de Pereza. Ya existe una segunda edición terminada que pronto saldrá a la luz.

Rubia

Fue ella la artífice de la adaptación al castellano de “Maggie May”, canción de Rod Steward que en su versión española interpretarían los murcianos M Clan bajo el nombre de “Maggie despierta”. “Es muy complicado adaptar una canción al castellano, no es sólo traducir, tienes que guardar y transmitir el sentido y la idea del tema original”, confiesa Íñiguez.

Ante la petición de enumerar buenas adaptaciones que se hayan hecho en nuestro país duda, hay muchas. Pero acaba inclinándose por “Tú tranquilo” de La Tercera República, un tema original de Eagles. Hace una mención especial a la adaptación de Tino Casal de “Eloise” de Barry Ryan: “me impresiona mucho oírle cantar. ¡Tenía una voz tan aguda!”.

Hace algunos años tuvo un pequeño bar que ahora lleva un amigo suyo: “era muy mono, tipo Cheers, entrabas y todo el mundo se conocía y conocía la vida del de al lado”. En la actualidad no tiene bar que dirigir pero sí dónde pinchar, es por eso que si alguna noche alguien pasa por Malasaña no será extraño encontrarla pinchando música en algún garito escondido.

+ Info Rubia:
Página web oficial.
Facebook.
MySpace.

Rubia – “Amor y naturaleza”
[vimeo]http://vimeo.com/34569497[/vimeo]

Imágenes cedidas por rubiamusic.

1 Comentario

Dejar respuesta