Rostros ausentes del 9 de marzo

0
965

Niños, adultos y ancianos desaparecidos en España son recordados cada 9 de marzo con motivo del ‘Día de las personas desaparecidas sin causa aparente’. No obstante, asociaciones y familias afectadas luchan cada día del año para que todos ellos regresen a sus hogares, aun corriendo el riesgo de jamás conocer los motivos tras sus desapariciones

Acto homenaje en Barcelona - Fuente: Asociación INTER-SOS
Acto homenaje en Barcelona – Fuente: Asociación INTER-SOS

En noviembre de 2010 se declaraba el 9 de marzo como ‘Día de las personas desaparecidas sin causa aparente’, una fecha destacada por el Congreso de los Diputados por el grave problema que suponen las miles de desapariciones que se suceden en España sin un motivo manifiesto. Al otro lado del Atlántico se recuerda a todos los menores desaparecidos en Estados Unidos cada 25 de mayo desde 1983, fecha marcada por la desaparición en Nueva York de Ethan Patz de seis años y cuyo paradero aún es desconocido. Esta forma de llamar la atención de ciudadanos e instituciones se adoptó en territorio español casi tres décadas después en memoria de uno de sus propios casos más antiguos de desaparición de menores, la de Cristina Bergua en Barcelona el 9 de marzo de 1997. Acaban de cumplirse esta semana diecisiete años desde que desapareció la adolescente y, a pesar de varias pistas, nadie sabe donde puede encontrarse.

Cristina Bergua - Fuente: Asociación INTER-SOS
Cristina Bergua – Fuente: Asociación INTER-SOS

Los rostros de menores de edad son los que suelen inundar los medios de comunicación al producirse un caso de estas características, pero hay centenares de adultos que a día de hoy siguen sin aparecer tras meses, años e incluso décadas alejados de sus familias. El ‘Día de las personas desaparecidas sin causa aparente’ pretende concienciar sobre aquellas personas que, lejos de tener su hueco en los telediarios, son buscadas aún por sus seres queridos a quienes se les ha negado todo tipo de clausura emocional. A la familia Jesús González, desaparecido en Madrid el 11 de septiembre de 2011 a los 38 años, le llegaría el momento de lidiar con lo ocurrido tras ser identificados hace unos días sus restos mortales hallados en la sierra de La Pedriza. “Al que no le haya pasado no se puede imaginar lo que han sido estos dos años” decía Sara, pareja del desaparecido, en una entrevista telefónica para El País.

Asociaciones como ‘Inter-SOS’ y ‘SOS-Desaparecidos‘ se dedican casi a diario a la difusión de fotografías y datos vía Internet de aquellas personas desaparecidas en el territorio español. Destinan todos sus esfuerzos a hacer llegar al mayor número de personas en el menor tiempo posible las imágenes facilitadas por familias y amigos que echan en falta a un ser querido. Con página Web, perfil en la red social Facebook y también en Twitter, ‘SOS-Desaparecidos’ cuenta con miles de seguidores y se plantea el objetivo de lograr mejoras a nivel institucional en la localización de las personas desaparecidas sin causa aparente. Su presidente, Joaquín Amills, lucha personalmente con la desaparición de su hijo Joaquín Fernández de 23 años desde que desapareció el 11 de septiembre de 2008.

Asociación SOS-Desaparecidos

Asociación SOS-Desaparecidos

Según estadísticas de la asociación en 2013 se produjeron 725 casos de desaparecidos, 243 más que el año anterior, de los cuales 185 se resolvieron con fallecimiento. En este sentido ‘SOS-Desaparecidos’ alerta que ha habido un incremento de desaparición de personas con alzhéimer mayores de 75 años y que la probabilidad de fallecimiento en estos se torna especialmente significativa pasadas las 72 horas. En el caso de menores también se ha experimentado un incremento de desapariciones aunque en el 98% de casos se resuelven en la primera semana.

Dejar respuesta