Rosberg se une a la fiesta

0
76

El piloto Nico Rosberg se proclamó vencedor del Gran Premio de China tras la carrera más ajustada de la temporada. Lewis Hamilton, con su tercer puesto, se coloca como líder provisional del Campeonato, mientras que su compañero Jenson Button se hizo con el segundo puesto de la pru al podio.

Nico Rosberg

Saliendo desde la ‘pole position’, Rosberg consiguió mantener el liderato hasta pasar por debajo de la bandera a cuadros, obteniendo la primera victoria de su carrera. El equipo ya había avisado de sus intenciones durante la Q3, en la que Rosberg sólo necesitó una vuelta para proclamarse ‘poleman’. La carrera no fue sino un refrendo de esa superioridad, ya que el conductor alemán cruzó la meta con veinte segundos de ventaja sobre los McLaren.

Su compañero, el veterano Michael Schumacher, no consiguió acabar las 56 vueltas por un fallo de comunicación. Al hacer su primera parada en boxes, el mecánico encargado de apretar la tuerca de la rueda delantera derecha no pudo completar su trabajo antes de que el monoplaza abandonase el ‘pit lane’. Pocos giros más tarde, el alemán se veía obligado a abandonar.

La carrera destacó por ser una de las más igualadas en mucho tiempo. En la vuelta 45 llegó a haber sólo siete segundos entre Kimi Räikkönnen -segundo en ese momento- y Fernando Alonso –decimoprimero-. El número de adelantamientos, a pesar de que la FIA ha reducido la zona de uso de DRS con respecto al año pasado, fue aumentando con cada giro, gracias sobre todo a la degradación de las gomas.

Los problemas de neumáticos le complicaron la vida a más de uno. Räikönnen cayó el decimocuarto puesto, mientras que Sebastian Vettel no pudo hacer nada ante el empuje de Lewis Hamilton y Mark Webber, que le adelantaron en la última vuelta.

Aunque extraña, la estrategia de la escudería McLaren funcionó y colocó a sus dos pilotos escoltando a Rosberg en el podio. El equipo esperaba situar primero a Jenson Button al final de la prueba, pero un error en una parada contribuyó a que las previsiones se fueran al traste. La regularidad de Lewis Hamilton, con tres terceros puestos en lo que va de temporada, le sitúa como líder provisional del campeonato, seguido a escasos dos puntos por su compañero de equipo.

Con la misma regularidad que el británico, Webber firmó su tercer cuarto puesto del año, aunque estuvo cerca de luchar por el podio con Hamilton. Un percance en la vuelta 40 estuvo a punto de significar su adiós a la carrera, pero el coche aguantó y volvió al asfalto sin ningún problema. Además, el australiano se dio el gusto de quedar por delante de Vettel.

Los Ferrari acabaron luchando de nuevo por conseguir puntos, tal y como habían previsto que ocurriría antes de la carrera. La salida de ambos pilotos, sobre todo la de Felipe Massa, fue buena. Consiguieron avanzar en la parrilla en pocos giros, pero no fue suficiente para evitarles todos los problemas que acarrea la poca velocidad punta de sus monoplazas. Massa planteó una estrategia distinta para poder hacerse con algún punto, pero empezar con neumáticos duros no ayudó a conseguir este objetivo. Fernando Alonso resumió la prueba en pocas palabras: “Los paso en las curvas y me pasan en la recta”. El asturiano, víctima de una mala estrategia, se tuvo que conformar con la novena posición tras luchar durante la última parte de la carrera con Sergio Pérez y Pastor Maldonado.

Por su parte, Pedro Martínez de la Rosa consiguió quedar vigesimoprimero, superando a su compañero de equipo, Narain Karthikeyan. El piloto español acabó con buenas sensaciones y con ganas de que llegue la próxima carrera, donde su coche dispondrá de pequeñas mejoras, aunque no será hasta Barcelona cuando pueda disfrutar del paquete completo.

Dejar respuesta