Rojo que te quiero rojo

0
254

Una de las costumbres más acuñadas en nuestra sociedad desde tiempos remotos es la asociación de colores con estados de ánimos, situaciones o panoramas variopintos, pero todavía no teníamos constancia de que aquello resultaría foco de estudio para determinados investigadores que, empeñados en gastar su tiempo, han decidido demostrar que este colorido relacionismo es del todo cierto.

Varios científicos estadounidenses conducidos por el profesor de Psicología Andrés Elliot de la Universidad de Rochester en Nueva York, eligieron una serie de hombres y procedieron a mostrarles fotografías de mujeres con cierto atractivo sexual. Las bellas damas iban ataviadas con diferentes ropas y esas vestimentas a su vez eran de diferentes colores.

Cuando todo parecía indicar que aquello sólo podría llegar a parecerse a una escena de alguna absurda película de Woody Allen, los investigadores se miraron incrédulos ante lo que estaban viendo sus ojos. Y es que se confirmó que “el rojo es el color de romance”, dijo Andrés Elliot..

Según los investigadores los hombres “babeaban” más ante una foto de una señorita ataviada con minifalda roja, sobre un fondo rojo o apoyadas sobre un coche de este color. Y claro, esta noticia hizo respirar con cierto desahogo a los fabricantes de tarjetas de San Valentín y a los vendedores del lápiz de labios rojo, el famoso carmín.

Pero del estudio se obtuvieron más conclusiones. Por ejemplo: “la costumbre de asociar el color rojo con el amor proviene de raíces biológicas más primitivas”, dijo Elliot. También pudimos saber que extrapolando este comportamiento al reino animal y por nuestra semejanza genética, los primates masculinos han mostrado siempre una atracción sexual por las hembras de su especie que les muestran el color rojo.

¿Cómo? Pues al parecer, y según los investigadores de Rochester, los babuinos femeninos y chimpancés muestran su ovulación a los deseosos machos como una señal sexual que éstos encuentran irresistible.

El estudio implicó a más de 100 hombres, sobre todo estudiantes de colegio, los cuales hicieron concluir también que el color rojo sólo se atribuye al amor, al sexo y a la belleza pero que está muy lejos de poder ser relacionado con otros sentimientos como el miedo o la bondad.

Las sabias conclusiones del profesor Elliot aparecen en el Diario de Personalidad y la Psicología Social como él mismo ha aclarado en una entrevista telefónica.

Fuentes del texto:
www.europapress.es
www.elmundo.es
Fuentes de las imágenes:
www.google.es
www.europapress.es

Dejar respuesta