Robert Kubica, la historia de una lucha

0
88
Los accidentes truncaron la carrera del polaco en la Fórmula 1 / Fotografía: Morio
Los accidentes truncaron la carrera del polaco en la Fórmula 1 / Fotografía: Morio

El piloto polaco Robert Kubica participará con un Citroën DS3 en siete pruebas de la segunda categoría del Campeonato del Mundo de rallies, el WRC2. Su primera prueba será el próximo día 21 de marzo en el Rallye de las Islas Canarias, tercera prueba del Campeonato de Europa de la Federación Internacional de Automovilismo.

Otro nuevo desafío en una trayectoria llena de dificultades desde febrero de 2011. El piloto, en aquella época de Fórmula 1; decidió participar en el rally Ronde di Andora y sufrió un grave accidente que le dejó lesiones en su mano y codo derechos, así como en un hombro y una pierna. Un momento crítico de su vida que impidió su participación en el Mundial de aquel año y que, desde aquel momento, acabó con su carrera en el ‘circo’.

Doce podios y una victoria – en el Gran Premio de Canadá – en un total de 76 carreras fue el balance obtenido en la Fórmula 1. A pesar de que nunca contó con grandes monoplazas – como fueron  un BMW Sauber entre 2006 y 2009 y un Renault en 2010 –  su agresividad y  velocidad le hacían inconfundible en parrilla, con un estilo de pilotaje aguerrido que hacía pensar en una pronta llegada a un equipo de fortaleza mayor. Y aunque todas esas aspiraciones se vinieron abajo,  él nunca si rindió para volver a competir. De hecho, él siempre quiso regresar a la Fórmula 1.

A finales de 2011, siguiendo con su proceso de recuperación, tuvo que anunciar que,  muy a su pesar, no sería capaz de llegar al Mundial de 2012 y que quería volver en 2014. Sin embargo, retornaría a la competición, esta vez en el Rallye San Martino di Castrozza, en septiembre del pasado año, dónde volvería a tener un accidente con su Subaru Impreza WRC, por lo que el propio piloto reconocería su incapacidad para la Fórmula 1, pero no así para el mundo de los rallies.

Dos meses más tarde lograría su tercera victoria en una prueba,  en el Rally di Como a bordo de un Citroën C4 WRC, después de sus primeros puestos en el Rally Città di Bassano y Ronde Gomitolo di Lana. Quizás un espejismo entre tanta desgracia, ya que en su segunda competición con el C4 WRC participó en el  Rally du Var, prueba del campeonato francés y se salió de la pista en el último tramo, cuando lideraba la carrera. Por un error de su copiloto el polaco se estrelló contra un árbol y el vehículo ardió en llamas aunque, por fortuna, Kubica salió ileso.

Continuos baches para volver a ser el mismo que era y que espera despuntar a manos de un Citroen DS3 tanto en la primera toma de contacto en Canarias, como en la primera mundialista, que se celebrará en Portugal del 11 al 14 de abril. Para rendir lo mejor posible, la FIA le ha permitido usar una paleta con la caja de cambios a la izquierda del volante, liberando así de esfuerzo a su dolorida mano derecha.

Una gran noticia, su vuelta a los ruedos y que todo el mundo espera que sea la definitiva, para lo que será necesario que abandone los accidentes e incidentes que ha venido sufriendo estos últimos años.

Dejar respuesta