Ricky Rubio estará en el próximo draft

0
175

Ricky Rubio anunció oficialmente, en la rueda de prensa que ofreció el pasado 21 de marzo, que se presentará al próximo draft de la NBA. La cita será en el Madison Square Garden de Nueva York el próximo 25 de junio y se espera que el nombre del base de El Masnou salga entre las tres primeras posiciones. Esto le permitiría pagar la cláusula que tiene firmada con la Penya y le abriría definitivamente las puertas de la mejor liga del mundo.
Ricky Rubio se presenta al draft. Lo que desde hacía unas semanas se apuntaba en forma de rumores, finalmente se hizo oficial en boca del propio jugador. La decisión definitiva la tomó tras hablar con Dan Fegan, su agente en Estados Unidos, quien le recomendó que se presentara. Las principales páginas americanas y los analistas le sitúan entre las tres primeras posiciones del draft, la clave para que Ricky pueda dar el gran salto a la NBA la temporada que viene.

Actualmente Ricky tiene contrato con el DKV Joventut hasta 2011 y una cláusula que asciende hasta casi los seis millones de euros. Por tanto, para que pueda permitirse pagarla de su bolsillo al rescindir el acuerdo necesita tener la seguridad de contar con un buen sueldo para los próximos años.

Si sale entre los tres primeros se aseguraría un contrato por tres temporadas en las que cobraría un total de entre 13 y 16 millones de dólares, con lo que podría hacer frente sin problemas al pago de su cláusula. Eso sin contar con lo que ganaría a través de contratos publicitarios una vez que sea jugador de la NBA.

El momento fundamental para poder hacer verdaderas cábalas sobre las posibilidades de que salga entre los tres primeros llegará el 19 de mayo. Ese día se sorteará el orden en que elegirán las distintas franquicias y dependiendo de las necesidades de los tres primeros equipos en escoger se podrá pronosticar verdaderamente la posición en la que Ricky puede salir. En cualquier caso, aunque parece poco probable que lo haga, Ricky tendrá de plazo hasta el 15 de junio para retirar su candidatura y permanecer un año más en la Penya.

Por ahora lo que sí parece claro es que Blake Griffin será elegido en el número uno. El físico, la fuerza y la actitud del pívot de la Universidad de Oklahoma le han llevado a convertirse en el jugador por el que todos los equipos suspiran. Por detrás de él, la gran duda, a priori, es si saldrá elegido Ricky o Hasheem Thabeet, pívot de la Universidad de Connecticut. Otros nombres que suenan con fuerza y que podrían desbancar a Ricky Rubio del segundo o tercer puesto son Jordan Hill o James Harden. En el puesto de base, el único jugador que aparece entre las futuribles primeras posiciones es Brandon Jennings, que actualmente juega en el Lottomatica Roma.

Pero Ricky tiene algo que encandila a los entrenadores y scouts de la NBA y es su dominio de tantas facetas del juego. Cuenta con un buen físico, lee a la perfección los partidos, aporta una gran intensidad defensiva y numerosos robos de balón y, además, es capaz de aportar espectáculo con sus asistencias, como ya demostrara junto a Rudy la temporada pasada con sus alley-opps.

Pero, por encima de todo ello, Ricky cuenta con algo que ninguno de los demás jugadores universitarios que se presentan tiene: experiencia. Ricky lleva desde los quince años jugando en la segunda mejor liga del mundo, la ACB. Además ha disputado la Euroliga, ha ganado títulos y ha sido internacional absoluto con España en los pasados Juegos Olímpicos de Beijing. Allí se enfrentó en la final con algunos de los que podrían ser compañeros o rivales el próximo año y demostró calidad suficiente para enfrentarse a ellos de tú a tú.

Por otro lado, Ricky ha demostrado esta temporada una gran fortaleza y madurez para ir superando todos los obstáculos que se le han ido poniendo delante. Empezó perdiendo a su gran mentor, Aíto García Reneses, y a Rudy, con quien demostró una especial conexión. Además tuvo que superar una lesión en su muñeca derecha que le hizo perderse las primeras semanas de competición. Pese a todo ello, Ricky ha sabido dar un paso al frente y convertirse en el verdadero líder del Joventut como ya demostrara en los cuartos de final de la Copa del Rey contra el Estudiantes. Por el momento, a falta de que comiencen los playoffs, Ricky está promediando 9.9 puntos, 5.7 asistencias y 14.5 de valoración.

Parece que Ricky está ante una gran ocasión de poder cumplir su gran sueño: jugar en la mejor liga del mundo y demostrar que su sitio está entre las estrellas de la NBA.

Fuente de las imágenes:
www.acb.com

Dejar respuesta