Revolución y guerra en Barcelona

1
367

Diciembre de 1936. Barcelona. Un joven inglés llega a la ciudad. Su intención: ser cronista de la Guerra Civil Española para un periódico de su país. Tras unos días respirando el ambiente revolucionario de la retaguardia catalana, decide alistarse en las milicias del POUM –Partido Obrero de Unificación Marxista-, de orientación trotskista. Ese joven idealista que abandonó la comodidad de su hotel barcelonés por la incertidumbre del frente aragonés no es otro que George Orwell.

Homenaje a Cataluña es un relato autobiográfico en el que Orwell narra las experiencias vividas en suelo español durante la conflagración fratricida. Pese a que su estancia apenas duró seis meses, la participación en la guerra y, sobre todo, la persecución que sufrirá por los comunistas pro soviéticos, le marcará para siempre. En los Sucesos de Mayo de 1937, Orwell combatió en las calles de Barcelona contra la Guardia Civil y el PSUC –Partido Socialista Unificado de Cataluña-, dirigidos por Lluis Companys y los agentes estalinistas. El POUM de Orwell estaba en el punto de mira del Kremlin debido a su divergencia en la interpretación del marxismo. Mientras en Moscú las purgas de Stalin vivían su auge, el dirigente soviético no podía permitirse seguir enviando armamento pesado a un país controlado en algunas provincias por anarquistas y trotskistas. Y es que la anarcosindicalista CNT, como bien describe Orwell en la obra, fue durante los últimos meses del 36 y primeros del 37 dueña y señora de la capital catalana. De este modo, el Gobierno republicano afincado en Valencia debía destruir la revolución libertaria llevada a cabo en Aragón y Cataluña para unificar sus fuerzas y seguir contando con el suministro militar ruso, vital para aguantar los envites de las tropas franquistas. A duras penas, Orwell conseguirá escapar de la brutal represión y huir a su país. No correría la misma suerte Andreu Nin, máximo dirigente del partido en el que Orwell se enroló, asesinado cínicamente por las checas por supuesta complicidad con los golpistas del 18 de julio.

De esta impactante experiencia George Orwell sacará una importante conclusión: el totalitarismo, sea cual fuere la máscara que adopte, es repugnante. Esta es la gran moraleja de las dos obras, escritas años después, por las que pasó a la historia: Rebelión en la granja y 1984.

Nada más volver a Londres, Orwell plasmó en el papel sus vivencias en España. Apenas siete meses después de cruzar los Pirineos, Homenaje a Cataluña vio la luz. El autor quería dar cuenta de lo que verdaderamente ocurría en la Guerra Civil Española. Y lo cierto es que, gracias a esta obra, conocemos de primera mano uno de los rincones más oscuros de nuestra historia: las luchas intestinas del bando republicano durante el conflicto civil.

La larga dictadura encabezada por el general Franco impidió que el libro de Orwell fuera conocido dentro de España durante muchos años. No obstante, todavía hoy puede ser utilizado por los historiadores como fuente para conocer lo que en nuestro país ocurrió entre 1936 y 1937.

Pese a que Homenaje a Cataluña pueda servirnos como aproximación a la Guerra Civil, no hay que olvidar que es una narración subjetiva de los hechos. Es decir, la experiencia personal de un testigo directo nos aporta una visión nítida de lo que pudo ocurrir, sin embargo, el lector debe ser consciente de que estos hechos se enmarcan en un contexto mucho más amplio, que rebasa sin duda lo que esta obra describe. Por tanto, no se debe tomar este libro como la única verdad acerca del frente de Aragón y los Sucesos de Barcelona, sino como una mera visión personal de lo que allí pudo acaecer.

Teniendo en cuenta lo anterior, la lectura de Homenaje a Cataluña es muy recomendable para el lector interesado en el episodio más importante de la historia de España en el siglo XX. De la mano de un escritor de la talla de George Orwell, el lector descubrirá los entresijos de las milicias republicanas, se envolverá del espíritu revolucionario de una ciudad en guerra y se estremecerá con la cercanía de la muerte que vivirá el autor en diferentes momentos de la narración.

En definitiva, leer Homenaje a Cataluña ayudará a comprender la mentalidad de uno de los más grandes autores del siglo XX. Su rechazo por cualquier forma de régimen totalitario encuentra explicación en la persecución que en sus propias carnes sufrió por aquellos que siempre enarbolaron la bandera de la emancipación humana. La desafección de Orwell por el “socialismo real” se observa claramente en su obra más representativa, 1984. Una obra que, quizá, nunca hubiera sido escrita de no ser por la experiencia de su autor en las belicosas tierras del noreste español.

Fuentes del texto:
Orwell, G. (2000). Homenaje a Cataluña. Barcelona: La Llevir –Virus
Fuente de las imágenes:
http://info.nodo50.org/Capitana-en-la-Guerra-Civil.html
http://blogs.ideal.es/pinchandoenhueso/category/espana
http://gramscimania.blogspot.com/2009_09_19_archive.html

1 Comentario

Dejar respuesta