República Checa y Grecia pasan a cuartos

0
114

La República Checa sorprendió a Polonia al derrotarla por uno a cero y dejarla fuera de su Eurocopa. Pese al inicial dominio polaco, sus contrincantes se rehicieron y lograron el gol en la segunda parte. Grecia también sorprendió al vencer a los rusos con un tanto de Karagounis que hizo estéril el dominio de los eslavos.

Polonia dijo adiós a su Eurocopa echando por tierra las previsiones iniciales que esperaban que los anfitriones alcanzasen al menos los cuartos de final de su torneo. En el once del encuentro Smuda apostó por centrar la posición de Blaszczykowski para tratar de ganar el dominio del esférico frente a la escasa calidad técnica de los centroeuropeos que para más inri hoy no pudieron contar con Rosicky por lesión.

Polonia empezó muy fuerte con la posesión de balón llegando al área checa con bastante facilidad gracias a las buenas combinaciones entre Obraniak y Blaszczykowski y la inseguridad permanente que causa Lewandovski ante las defensas rivales. En el minuto 7 Polonia estuvo cerca del tanto gracias a un buen pase de Obraniak rematado con una volea por Blaszczykowski que se fue rozando la meta checa.  En el 10 fue Lewandovski quien se plantó frente a Cech y mandó el balón fuera en un error del espigado delantero eslavo. El dominio prosiguió durante la primera media hora de juego pero se encontraron con el lastre de su falta de acierto y del buen partido que realizó el guardameta del Chelsea.

Poco a poco comenzó a despertar la República Checa, quien comenzó a intentarlo tímidamente con disparos desde la media frontal de Plasil. Poco después fue Pilar el que la tuvo pero se encontró Tyton, quien se convirtió en una de las pocas conclusiones positivas que puede sacar Polonia de esta Eurocopa. El dominio checo se hizo patente de una manera tal que los polacos agradecieron que el colegiado señalase el descanso.

Tras el descanso Polonia continuó sin reaccionar aunque los checos no se mostraron muy ambiciosos, llegando sus escasas ocasiones de botas de un Baros que está muy lejos de ser el futbolista que deslumbró en Portugal hace 8 años. En el ecuador de la segunda parte llegó el gran aviso checo: Plasil la puso al segundo palo rematando Sivok acertando a blocar Tyton en un alarde de reflejos.  Solo cinco minutos después llegó el histórico gol para los checos: Baros inicia una contra dejándosela a Jiracek, quien la puso al palo largo dejando fuera a los polacos.

Los polacos comenzaron a atacar a la desesperada. A cinco minutos del final Wasilewski cabeceó un balón solo que se marchó arriba en lo que fue una buena ocasión para empatar. Sin embargo la más clara llegaría en el descuento cuando Blaszczykowski remató un balón que sacó la defensa checa de entre los palos, este tanto no hubiese clasificado a los anfitriones pero hubiera dado el pase a Rusia. Al final la República Checa sigue adelante como primeros y los polacos cierran su grupo con dos puntos.

Grecia, por otro lado, obtuvo una gran victoria sobre Rusia dejando fuera a la favorita del grupo, que sufre así un enorme descalabro que tendrá consecuencias importantes para los eslavos.  Grecia repitió el once sacado ante República Checa mientras que los rusos volvieron a sacar todo su potencial con el tridente formado por Kerzhakov, Arshavin y Dzagoev.

En los primeros minutos de juego el guión previsto para el partido se cumplió a la perfección con una Rusia dominando, creando ocasiones de peligro y haciendo fluir el balón con rapidez sobre el césped del Estadio Nacional de Varsovia. Arshavin se mostró muy activo convirtiéndose en el líder de los suyos, asociándose con sus compañeros en ataque y probando suerte en la portería de Sifakis.

El dominio de los eslavos prosiguió durante toda la primera parte. Al filo del descanso Zhirkov armó una gran jugada por su banda llegando al borde del área desde donde armó un disparo que no fue gol por muy poco. Sin embargo fue este jugador el que cometió el error que a la postre sería fatal para los rusos: en el descuento los helenos armaron un ataque sin crear apenas peligro llegando el balón al lateral quien se equivocó en el despeje dándole el balón a Karagounis. El capitán griego se plantó frente a Malaafev y mediante un disparo raso adelantó a su equipo ante la estupefacción de la afición rusa allí congregada.

En la segunda parte los rusos adelantaron algo las líneas tratando de ganar verticalidad al aumentar la línea de presión y la velocidad de circulación del esférico. Shirokov se mostró muy activo en busca del disparo desde la media frontal y así fue como estuvo a punto de lograr el empate para Rusia en el minuto 50. En el ecuador de la segunda parte el griego Tzavella envió un disparo a la cruceta que hubiese sido la sentencia para los eslavos. Tras esto Advocaat movió ficha y sustituyó a Glushakov por Pogrebniak en busca de una mayor pegada. A cinco minutos del final llegó la gran ocasión rusa: Arshavin controla y le manda un gran centro a Dzagoev cuyo cabezazo se fue desviado por milímetros. Tras esto el combinado ruso entró en anarquía tratando de atacar con mucho desorden lo que minimizó su efectividad haciendo bueno el gol de los pupilos de Fernando Santos. Rusia se convierte en la primera gran decepción de la Eurocopa mientras que los griegos pasan como segundos.

 

Imágenes: Stelios Tsaousidis/ Roger Goraczniak

Dejar respuesta