Repsol planea abrir un nuevo yacimiento de petróleo en el Delta del Ebro

0
71

A pesar de la queja de Ecologistas en Acción Repsol ha iniciado los trámites para realizar las pruebas sísmicas cerca del Delta del Ebro.

FlickrRepsol vuelve a buscar petróleo, esta vez en el litoral de Tarragona. La zona elegida está situada a 17 kilómetros del delta del Ebro y a 24 de la costa de Tarragona. La compañía ya explota seis pozos en la misma zona, los yacimientos Casablanca, Boquerón, Rodaballo y Chipirón, tienen una producción de 2.000 barriles diarios. También se explotan los pozos de Lubina y Montanazo, cuya producción suma 6.000 barriles al día. Aunque el proyecto, llamado “Trabajos de sísmica 3D en Casablanca”, aun no ha sido autorizado ya se han iniciado los trámites pertinentes para el comienzo de las pruebas sísmicas en una amplia zona del subsuelo marino. El proyecto aún no ha sido aprobado pero Ecologistas en Acción ya ha presentado alegaciones para paralizarlo.

Para Ecologistas en Acción, una confederación de más de 300 grupos ecologistas de toda España, el proyecto conlleva un alto riesgo para el Delta del Ebro, ya que se pretende ampliar la explotación petrolífera al Parque Natural del Delta del Ebro, que está calificado como uno de los ecosistemas más importantes de Europa. Este grupo de ecologistas expresa su preocupación por el grave riesgo que suponen los vertidos, incendios y contaminación que afectaría al ecosistema de la zona, igual que a sectores económicos clave como la pesca y el turismo. Insiste en que la compañía acumula investigaciones judiciales y multas por sus vertidos.

Ecologistas en Acción destacan los incidentes de la empresa Pride, subcontratada de Respsol, producidos entre mayo y junio del 2009, con el vertido de 100 toneladas de crudo y aceites a mar abierta, hechos que al principio fueron negados. Pero esta no ha sido la única ocasión, en 2010 también fue llevada ante la Fiscalía, donde se le impuso la mayor sanción posible, 30.000 euros, un importe que la confederación de ecologistas calificó de ridículo, poniéndolo en contraposición los daños causados a los beneficios de la multinacional.

Si la Administración decidiera aceptar los planes de Repsol, la petrolera comenzaría el rastreo del subsuelo este verano o como muy tarde en otoño. En el caso de que esto sea así, si encuentran yacimientos de petróleo, la empresa tendrá que valorar su calidad y rentabilidad y volver a iniciar trámites para perforar nuevos pozos. El proyecto, según recoge el BOE del 31 de octubre del 2012, quiere “obtener una representación de las estructuras geológicas que forman el subsuelo marino mediante el análisis de las características de propagación del sonido a través de las mismas”.

El coste de la campaña se estima en dos millones de euros y se efectuará desde una embarcación que remolcará ocho aparatos y los resultados serán analizados con la tecnología 3D. Un estudio de impacto medioambiental aconseja ejecutar las operaciones en un periodo en el que no transiten cetáceos.

Fotografía: Flickr

 

Dejar respuesta