Reencuentro

2
235

En la intensidad del movimiento te encuentro,
aunque fuiste sólo mía un instante.
Perplejo y ausente, el recuerdo se encuentra siniestro,
tras la razón que el corazón intuye, hoy errante.

Aún en mi cansado transitar escribo
a tu piel salpicada por estrellas
y a tus piernas azules y pechos grandes,
cuello salvaje, manos inquietas y bellas.

El aroma que escolta a tu desnudez
de muslos suaves, que hablan en silencio,
se envuelve por el viento de incienso
de cada palabra encendida, que toca mi oído con timidez.

Imaginé tu cuerpo: y en mis manos se hizo verdad,
y a tu boca le inventé una historia inmortal.
Vivo a tu lado y ya quiero estar muerto en libertad
para inventarte de nuevo, para hacer este sueño real.

Fuente de la imagen:
http://www.periosia.blogspot.com/

2 Comentarios

  1. que bello es esta poesia , sigan asi en ese progreso gente de La Huella, los saluda una admiradora fiel de ustedes.

    Exitos en sus trabajos

Dejar respuesta