Recuperando al ‘Don Juan Tenorio’ de Zorrilla

0
421

En un ambiente de misterio lleno de elementos fantasmagóricos y macabros, José Zorrilla, el famoso escritor romántico, presenta la magnífica historia de Don Juan Tenorio.

Don Juan Tenorio es la mejor creación teatral romántica del s. XIX, cuyo argumento se basa en las fechorías y seducciones de este mítico personaje. La famosa obra comienza con una apuesta que don Juan acaba llevando hasta el final. Dicho personaje, con la intención de burlar a una novicia, doña Inés, acaba enfrascado en una pelea a muerte contra el padre de ella. Así se inicia la trama de una de las más emblemáticas obras teatrales de Zorrilla.

La forma en la que se nos muestra el mito conocido por todos los españoles es, a la vez, sombría y esperanzadora. Oculto entre las formas lóbregas que pincelan la historia, se encuentra el grito de libertad que el protagonista quiere representar. El retrato de don Juan, más allá del conocido sobrenombre de burlador, revela un profundo y fuerte deseo de ser él mismo.

Rompiendo con todas las normas morales de la sociedad convencional y costumbrista, el personaje femenino decide arriesgarse a amar hasta la muerte a un hombre olvidándose de la honra que, por culpa de la mentalidad machista y autoritaria, podría perder. Esta elección, que me parece interesante, incita al lector a arriesgarse por lo que uno quiere, a pesar de que habrá siempre algo que intente impedirlo, en definitiva, a luchar por no vivir muertos.

¿Una obra antigua? ¡No! Más bien, diría yo, una obra atemporal. El drama teatral se centra en recalcar la importancia de los sentimientos y de la individualización. Instiga, por tanto, al lector a reflexionar sobre el gran potencial que cada ser humano, como sujeto único inalienable, tiene. En cualquier época, debemos ser héroes y heroínas luchando contra toda ley que nos impida ser nosotros mismos, aunque sea a la sombra, en la noche oscura.

Dejar respuesta