Realidad aumentada de la mano de Project Glass de Google

0
52

Project Glass es el programa de investigación y desarrollo de Google que trabaja para lanzar al mercado unas gafas de realidad aumentada. Con ellas, el usuario podrá interactuar con su Smartphone sin necesidad de utilizar las manos. Tras su demostración en el Google I/O este verano, los desarrolladores ya tienen la oportunidad de pre-reservarlas a un precio de 1.500 dólares. Se estima que la versión final para consumidores esté lista a partir de 2014.

Hace tiempo que Google dejó de ser un simple buscador y se posicionó como un gran competidor en el desarrollo de tecnología. En 2005 compró el sistema operativo Android, en 2010 lanzó su primer teléfono móvil, en 2011 veía la luz el ordenador portátil Chromebook y en 2012 se han abierto paso en el mercado de las tablets. Lejos de estar satisfechos, ahora apuestan por unas gafas de realidad aumentada.

Google quería crear algo cómodo y discreto, que pudiera utilizarse a diario sin atraer miradas curiosas. El prototipo inicial se compone de lo que parece un par de gafas normales en las que las lentes han sido sustituidas por pantallas. Tiene un touchpad en un lateral, micrófono, auriculares, giroscopio y procesador. Según Google, la función de estas gafas será la de hacer más cómodo el día a día de un usuario de smartphone mediante control de voz y sin utilizar las manos para nada podrá responder a mensajes, consultar localizaciones en Google Maps, hablar mediante videollamada, hacer fotografías de lo que está viendo y compartirlas en sus redes sociales, entre otras funciones. La pre-reserva abierta para los desarrolladores tiene como objetivo que éstos mejoren y añadan funcionalidades al software para hacer que la experiencia sea lo más cómoda, sencilla y completa posible.

¿Tecnología revolucionaria o prescindible?

La compañía ha dicho que buscaba crear algo que permitiera al usuario estar conectado pero sin causarle molestia, e indica como mayor atractivo la rapidez con la que el usuario puede acceder a la información y compartirla. Así, mientras ahora tenemos que desviar la atención de lo que estamos haciendo para consultar nuestro teléfono, las gafas permitirán que podamos acceder a lo que buscamos al tiempo que realizamos cualquier actividad.

En general, la recepción al producto ha sido positiva, aunque también ha dado cabida a ciertas burlas y parodias. Los puntos a favor se los lleva gracias a que es el prototipo más discreto de este tipo de tecnología presentado hasta ahora. Además, incorporan el sistema operativo Android, uno de los preferidos por los usuarios de smartphone. Sin embargo, son muchos los que creen que esta tecnología es innecesaria. Mientras que garantizan un acceso muy rápido a las funciones de nuestro teléfono, los hay que no ven el sentido práctico de hacerlo mediante estas gafas, ya que la distracción sería la misma que si se consultara el terminal.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=9c6W4CCU9M4[/youtube]

Sea cual sea la opinión general, el mercado está abierto a la realidad aumentada. Microsoft ya ha patentado una tecnología similar, aunque con vistas a ser utilizada en ciertos espectáculos en lugar de a diario. Todavía no se ha hablado de precios para ninguno de estos dispositivos, pero se estima que tendrán un coste asequible, similar al de los smartphones. 

Fotografía: Max Braun

Dejar respuesta