Reale Cartagena se hunde, Azkar Lugo toma oxígeno

0
81

La jornada 28, antepenúltima de la Primera División de la LNFS, trajo un encarnizado duelo por la permanencia entre Reale Cartagena y Azkar Lugo en territorio murciano. El conjunto de Diego Ríos consiguió salvarse del descenso directo, pero no de la promoción, mientras que los cartageneros certificaron matemáticamente su descenso a Segunda ante una afición que no llenó el pabellón Wsell de Guimbarda, pero que se entregó hasta el último segundo junto a sus jugadores.

La entrega de Yoni no fue suficiente para salvar a Reale

El descenso es un monstruo etéreo, presente en todas las competiciones, que produce dos efectos totalmente opuestos en los equipos que se ven implicados en él. La amenaza de perder la categoría puede atenazar las piernas de los jugadores, ignorando las señales que el cerebro emite, o bien hace que los futbolistas saquen lo mejor de sí mismos, una fuerza superior que no atiende a razones físicas ni tácticas. Este último fenómeno inexplicable es el factor X, que ha conseguido que Azkar Lugo tenga prácticamente en su mano la salvación cuando hace unos meses la gran mayoría hubieran dado por muerto al conjunto gallego.

Mientras Reale Cartagena se despedía de la categoría dependiendo de las paradas de Fabio Alvira, único jugador que parecía consciente del destino que les esperaba a los jugadores de blanco de no ganar el partido, Azkar Lugo desplegó por momentos un fútbol de fantasía, digno de tener una prolongación en los playoffs por el título que están al caer. Diego Ríos no estará este año en la fase final como entrenador, pero su entrega a este deporte y la honestidad con la que entiende el juego le hacen ser un técnico a tener muy en cuenta para el futuro.

Con unos mimbres limitados, Azkar ha conseguido hacerse respetar en la recta final gracias a una plantilla comprometida al cien por cien, en la que Mario Ossorio y Jhony Carrasco son los líderes absolutos con todo el torrente ofensivo que proponen. Junto a ellos, el fichaje invernal de Bruninho da Silva ha resultado todo un acierto. Si bien al brasileño le falta aún aclimatación a la liga española, tiene detalles de calidad que invitan a pensar en un jugador de referencia más pronto que tarde. Fue precisamente Bruninho el primero en perforar la meta del inmenso Fabio en el minuto 14. Entre el portero y los palos, que privaron a Jandri Mínguez del 0-2 en dos ocasiones antes del intermedio, consiguieron que Reale se mantuviera con algo de vida de cara a la segunda parte.

Le costó mucho entrar en el partido a Reale, y tuvo que ser Yoni Hernández el que enchufara a su equipo con un gol ‘box-to-box’ que hizo soñar durante algunos minutos a la afición, de largo la menos culpable de la situación del conjunto cartagenero. Otros nombres que deberían llevar más galones en el equipo, como Jaison Ramos o Adeirton Castro, estuvieron bastante discretos durante todo el partido, lo que convertía la empresa de Reale en una utopía.

El sueño llegó a su conclusión lógica en el minuto 37, cuando Jhony le robó la cartera a Jordi Campoy y cedió a Ossorio para que el líder espiritual de Azkar hiciera el 1-2. La decepción se tornó en depresión y los lucenses remataron el partido en el último segundo con un gol desde su propio campo, obra de Juanpe Toldos, que situó el 1-3 definitivo. El Reale, de esta forma, se marcha al infierno de la Segunda División tras haber sido parte importante de la historia de Primera en la última década.

Resto de la jornada

Triman Navarra 3 – Inter Movistar 4. Partido protagonizado de principio a fin por Rafael França. El jugador brasileño de Inter marcó los cuatro goles de su equipo, que llegó a tener una ventaja de 1-4. No obstante, la reacción de Triman y la expulsión del propio Rafael en los últimos minutos hicieron que los de Chema Jiménez vivieran angustiados hasta la conclusión del duelo.

OID Talavera 3 – Benicarló 0. El OID se hizo con los tres puntos por la retirada de Benicarló de la competición. Con este resultado, los talaveranos se sitúan en la novena plaza, a tres puntos de Carnicer Torrejón, equipo que marca la zona de playoffs.

Carnicer Torrejón 2 – Fisiomedia Manacor 1. Con mucho oficio, el equipo de José Carnicer sigue opositando para la octava plaza que da acceso a la fase final. Un gol en el primer minuto de Rober Rivas fue igualado a diez minutos para el final por Alejandro Vega, pero una acción de genio de José Carlos López puso el 2-1 definitivo.

Marfil Santa Coloma 4 – Umacon Zaragoza 4. Marfil Santa Coloma quiere seguir soñando con un futuro en Primera División, y lo demostró en el partido que le enfrentó a Umacon Zaragoza, uno de los clubes que mejor final de temporada está llevando a cabo. Adolfo Fernández y Joan Linares firmaron un doblete cada uno para sus respectivos equipos, lo que deja a Marfil a cuatro puntos de Azkar Lugo, en la posición de promoción a Segunda División, con dos partidos por disputarse.

Lobelle Santiago 1 – ElPozo Murcia 4. Los charcuteros aprovecharon que el Barcelona Alusport está disputando la Final Four de la Copa de la UEFA para imponerse con total solvencia a Lobelle en el pabellón Fontes do Sar, con dos goles de Miguelín Sayago, jugador destacado del partido. Con un partido más que el Barça, ElPozo alcanza los cinco puntos de diferencia en la cima.

Caja Segovia 6 – Ríos Renovables Ribera Navarra 5. El hecho de llegar a esta parte de la temporada completamente desahogado ha hecho que Ríos Renovables muestre un juego muy atractivo para el aficionado, como se demostró en el pabellón Pedro Delgado de Segovia, donde Caja Segovia tuvo que sudar para quedarse los tres puntos. Un gol de Sergio González en el minuto 37 echó por tierra todo el trabajo de los navarros, que habían contado con la gran actuación de Andresito Alcántara, autor de un triplete.

Fotografía: LNFS

Dejar respuesta