Real Madrid y Barcelona disputarán la final de la Copa del Rey por tercer año consecutivo

0
78

Real Madrid y Barcelona Regal coincidirán por tercera vez consecutiva en la final de la Copa del Rey. El equipo de Xavi Pascual venció al Caja Laboral en un partido que se decidió en los minutos finales gracias a Erazem Lorbek y la defensa barcelonista. Por su parte, el equipo blanco venció al Banca Cívica, revelación de la Copa, en un encuentro que resolvieron la línea de 6,75 y Nikola Mirotic.

Lorbek fue el puntal que sostuvo al Barcelona Regal

El favorito de esta Copa, el Barcelona Regal, asumía su dificil partido de semifinales contra un Caja Laboral que no puso las cosas fáciles para que los catalanes llegasen a su tercera final consecutiva. Erazem Lorbek ejerció los galones de líder del conjunto azulgrana ante la nefasta tarde de su estrella, Juan Carlos Navarro, que aún convaleciente de una fascitis plantar sólo consiguió anotar cuatro puntos.

El partido se mantuvo igualado los tres primeros cuartos, a pesar de la intensidad que mantuvieron ambos conjuntos en un Palau Sant Jordi abarrotado y en el que se vio un gran duelo entre dos jugadores de élite: Lorbek y Mirza Teletovic, bien secundados por Fran Vázquez, Boniface Ndong, Pablo Prigioni y Fernando San Emeterio. Teletovic adelantó por primera vez al Caja Laboral en el tercer cuarto, tras un triple y un mate consecutivos que hicieron temblar al Palau.

La clave del partido estuvo en el inicio del último periodo, cuando el alero blaugrana Chuck Eidson anotó un triple y, a renglón seguido, Teletovic cometió su cuarta falta personal. El Caja Laboral se atascó y sólo consiguió meter dos puntos, hasta que Nemanja Bjelica anotó desde la línea de triple a falta de tres minutos para la conclusión, haciendo soñar a la hinchada vasca. No tuvo mucho tiempo de ensueño, ya que el esloveno Lorbek despejó de un plumazo todas las dudas y, merced a un triple, puso la máxima ventaja del partido para el Barça (65-57). Un tapón de Ndong y un tiro libre de Navarro hicieron el resto para poner el marcador 66-57, certificando la posibilidad del Barça de conquistar por tercer año consecutivo la Copa del Rey.

La otra semifinal enfrentó al Real Madrid y al Banca Cívica, un duelo en el que los blancos se impusieron en su particular fiesta desde la línea de 6,75. Destacó también el partido realizado por Nikola Mirotic, con 21 puntos y 75 por ciento en tiros de tres.

Tras un primer cuarto en el que el conjunto entrenado por Pablo Laso se impuso con gran solvencia al equipo sevillano, la sombra del partido que disputaron ambas plantillas hace una semana, y que significó la segunda mayor derrota de la historia del Banca Cívica, planeaba en el Palau. Reaccionó a tiempo el Banca Cívica en el segundo cuarto y, a base de triples y merced a la actuación de Earl Calloway y Luka Bogdanovic, consiguió acercarse en el marcador antes del descanso (46-44).

Mirotic y Llull fueron claves para el Real Madrid

Poco le duro la alegría al equipo entrenado por Joan Plaza, ya que el parón le sentó mejor. Un parcial de 11-3 al principio del tercer cuarto y una muy buena defensa sobre un desacertado Paul Davis dieron alas a los blancos. A pesar de este cuarto, el equipo sevillano se repuso. Los fallos en defensa del Real Madrid y el acierto desde la línea de tres de Tomas Satoransky hicieron dudar a la afición madridista. Pero Sergio Llull, Carlos Suárez y un fantástico Nikola Mirotic despejaron todas las dudas y pusieron el 92-84 final, dejando la Copa al alcance de la mano.

Esta tarde se verán las caras en la final contra el Barcelona en un derbi que servirá de desempate, ya que ambos conjuntos tienen  22 títulos en su haber. El Barcelona buscará su tercera Copa consecutiva, mientras que el Real Madrid buscará un trofeo que se le resiste desde 1993.

Fotografías: ACB Photo

Dejar respuesta