Real Madrid y Barcelona Regal entran en en cuartos por puertas diferentes

0
84
Fotografía: Real Madrid
Fotografía: Real Madrid

El Real Madrid sufre un nuevo traspiés en el Palacio de los Deportes que le complica el liderato y el factor cancha. El Barcelona Regal se clasifica como primero de grupo tras su victoria frente al Caja Laboral. Los baskonistas y los andaluces pierden sus esperanzas de clasificación. Felipe Reyes se convierte en el quinto jugador de la historia de la competición que supera la barrera de los 1.000 rebotes.

El Real Madrid volvió a tropezar en la Euroliga, con este ya son tres partidos consecutivos, en una jornada en la que, pese a ello, logró su clasificación para los cuartos de final. Perdió en casa frente al Panathinaikos por 73-74, en un encuentro que dejó ver las nuevas dificultades a las que se enfrenta el conjunto blanco en el tramo final de temporada. Problemas reales, más allá de lo que supone una mala racha de resultados. Sus últimas derrotas hicieron salir a los de Pablo Laso con una mayor concentración e intensidad defensiva respecto a lo que venían haciendo en anteriores compromisos, pero también se plasmó sobre la cancha una nueva falta de confianza que, por lo pronto, ha derivado ya en peores porcentajes de acierto desde la línea de tres (2 de 17), desconocida en los madridistas.

El regreso de Rudy Fernández (17 puntos) y la actuación de Nikola Mirotic (17), contrarrestaron mientras fue posible el peso de jugadores como Dimitris Diamantidis (14 puntos) o Roko Leni Ukic (12), que manejan los minutos importantes de los partidos importantes como jugadores acostumbrados a las grandes citas. Quizá la noche del jueves no debiera ser alarmante, dado que la derrota ante los griegos es la que mejor se entiende de las cosechadas hasta la fecha, por la entidad de quien se encontraba delante, y dado que, a pesar de ella, la derrota de Unicaja Málaga frente al CSKA Moscú mete de lleno al Real Madrid en la siguiente ronda. Sin embargo, las sensaciones dejadas no son las mejores. A las victorias conseguidas sobradamente les sucedieron los choques ganados sobre la bocina, a éstos, las derrotas constructivas, y a ellas, un descenso a la realidad tan repentino como necesario si los blancos quieren reencontrarse de nuevo a sí mismos y reaccionar de cara a lo que resta de temporada.

Ahora, los madridistas están empatados en la lucha por las dos primeras plazas, que dan ventaja de cancha en los cuartos de final, con CSKA y Anadolu Efes de Estambul. A dos jornadas para que concluya el Top-16, deberán enfrentarse a ambos y tienen en su mano luchar con garantías por entrar en la Final Four de Londres.

La otra derrota española del Grupo E, protagonizada por el Unicaja Málaga al caer por 66-70 frente al CSKA de Moscú; lo que deja a los de Jasmin Repesa virtualmente eliminados, ya que son quintos a dos victorias del Panathinaikos y los griegos tienen por delante un partido ante el colista del grupo.

El único triunfo español lo protagonizó el Barcelona Regal en el duelo fraticida contra el Caja Laboral (83-74). Además de cosechar la undécima victoria en el Grupo F, ya es matemáticamente líder del mismo, algo que le garantiza la ventaja de jugar un hipotético encuentro de desempate en el Palau Blaugrana. La cruz de este mismo choque es, sin duda, el propio Caja Laboral que, con este resultado, se mantiene sexto y cada vez con menos opciones de avanzar en la competición.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=PHWlJ8kTmCI[/youtube]

Dejar respuesta