Raúl López ‘el mágico’ y las piedras de su carrera

0
403

Raúl López es, para muchos, el base más talentoso que ha dado el baloncesto español. Base rápido, habilidoso, con un gran tiro, capaz de dar ese pase imposible A un compañero. Su carrera comenzó en el Club Basket Vic, donde un ojeador del Joventut de Badalona apostó por su fichaje en el año 1995. En las categorías inferiores de la Penya y la selección española consiguió una cantidad considerabre de éxitos deportivos y una extraordinaria evolución individual que le llevó en la temporada 98/99 al primer equipo del Joventut.

Raúl López (34) durante su segunda etapa en el Real Madrid. Foto: José Porras (Elemaki)
Raúl López (34) durante su segunda etapa en el Real Madrid. Foto: José Porras (Elemaki)

Tras sus grandes actuaciones individuales durante las siguientes temporadas, que no fueron acompañadas por el colectivo, Scariolo le ficha para el Real Madrid como suplente de ‘Shasha’ Djordjevic. Paulatinamente Raúl se gana la titularidad en la temporada, logrando colectivamente el subcampeonato de la ACB y la medalla de bronce en el Eurobasket de Turquía de 2001. Gracias a su papel importante en ambos triunfos es elegido en el draft de la NBA en la posición 24 por los Utah Jazz. La siguiente temporada es aciaga para el base español, ya que sufre una rotura del ligamento cruzado anterior que le mantiene fuera de los terrenos de juego durante seis meses.

A pesar de esta lesión, ‘Harry’ López decide dar el salto a la NBA con apenas 20 años, pero su carrera vuelve a encontrar otra piedra en el camino. En la preparación del Mundial de Indianápolis sufre la misma lesión de nuevo que le hace perderse la temporada al completo. En la temporada 03/04, Raúl debuta en la NBA, promediando 7 puntos y 3 asistencias por partido en los 82 encuentros que estuvo en cancha, pero las lesiones sufridas parecían haberle pasado factura y su juego había cambiado visiblemente. En la siguiente temporada el juego parecía que el Raúl eléctrico volvía, pero otra vez una lesión grave en la rodilla izquierda trunco su sueño.

En la temporada 2005/2006 regresa a España, al Akasvayu Girona, en un proyecto económico y deportivo fuerte que no cumple las expectativas. Tras esta temporada vuelve al Real Madrid, donde en su primer año consigue la copa ULEB y la ACB, y en su segundo y tercer año continúa con grandes actuaciones que su equipo no acompaña con títulos. Pero sí la selección española, donde tras su vuelta consigue la plata en los JJOO de Pekín y la medalla de oro en el Eurobasket de Polonia de 2009. Con la llegada de Messina, Raúl se va al proyecto millonario del Khimki ruso sin éxito, para volver España a su actual club, el Bilbao Basket.

No podemos saber hasta dónde hubiese llegado Raúl López sin las fatídicas lesiones sufridas pero su calidad sigue intacta y su magia todavía es latente en cada partido que juega el base español.

Dejar respuesta