Rajon ¿MVP? Rondo

0
74

Tras asentarse de manera definitiva en la NBA y de alcanzar la primera línea de jugadores ‘top’, Rajon Rondo confía en que este año destaque por encima de todos y así poder llevarse el MVP que tanto ansía. ¿Será posible sin su ‘amigo’ Ray Allen?

Rajon Rondo, ante una temporada clave para él. Fotografía: Aaron Frutman

“Ganar el MVP es mi objetivo”. Así de tajante y de sincero fue Rajon Rondo esta semana al afirmarlo. Es algo que se sabía y que viene demostrando ya de lejos. Parece que esta temporada pinta mejor la cosa, sobre todo si no para de asistir: 33 partidos consecutivos dando, al menos, 10 asistencias, récord solo superado por John Stockton (37) y Magic Johnson (46).

The Answer Rondo, así le llaman muchos en la mejor liga del mundo, llegó a la NBA como una exhalación y ha convivido bajo el éxito durante sus seis años como profesional. Elegido en 2006 número dos del draft por los Phoenix Suns y traspasado a los Boston Celtics, fue seleccionado en el segundo mejor quinteto de rookies en esa temporada. La siguiente temporada se alzaría con el anillo al derrotar en la final a Los Ángeles Lakers de Pau Gasol. Se asentó como titular en un equipo rodeado de estrellas –Kevin Garnett, Paul Pierce o Ray Allen compartían vestuario con el de Kentucky– y no desentonaba. En la temporada 2009/10, los Lakers se tomarían la venganza, pero no impedirían que Rondo jugase por primera vez el All-Star, algo que se ha vuelto frecuente hasta la última temporada. Para confirmar su progresión, este último año también consiguió ser el mejor repartiendo asistencias, con un total de 11,8 por partido.

Quien no le acompaña este año es Ray Allen. Uno de los mejores tiradores de todos los tiempos, 24º jugador en alcanzar los 23.000 puntos, ha abandonado el barco celtic después de una serie de problemas durante estos últimos dos años que pudieron tener su origen en Rondo. A pesar de que el motivo principal radicó en el poco cariño que recibía de Boston, no pocos hablan de los problemas que tuvo con el ‘9’. Las malas lenguas dicen que Rondo tenía una mala relación con el entrenador Doc Rivers y con el presidente Danny Ainge, que a punto estuvieron de mandar a Phoenix a Allen y a él en 2010, caso que al final no se dio; o a Memphis en marzo de este año.

Aun así, se fue Allen y llegó Jason Terry para el objetivo del anillo. Parece que en estos primeros meses de competición el cambio le ha venido bien a Rondo. Sobre Terry ha dicho que junto a él “ganar el MVP va a ser mucho más fácil”. Otra pieza clave para la consecución del título será el rendimiento de Garnett. Establecer su posición interior, seguir con la intimidación en defensa y estar acertado en el tiro facilitaría mucho las cosas a Rondo, Pierce y compañía.

Así pues, el joven jugador de 26 años está ante una oportunidad enorme para que su sueño se haga realidad. Lo está aprovechando, de momento, con un promedio de 13 puntos, 4,5 rebotes, 13,4 asistencias y 2 robos por partido. Y sus Celtics lo agradecen, ya que, aunque el balance no sea muy bueno (siete victorias por seis derrotas), ya les ha salvado de algún que otro apuro. Se puede decir que se ha ganado el honor de juguetear con el MVP codo a codo con LeBron James, Kobe Bryant o Kevin Durant.

Dejar respuesta