Quién te ha visto y quién te ve

1
180

La Sexta siempre se ha jactado de ser una cadena joven, novedosa, fresca e innovadora. Sin embargo, de un tiempo hasta aquí está cayendo en la más absoluta mediocridad de la cual siempre ha luchado por desvincularse. Dejando de lado sus telediarios, que junto con los de Antena 3 son los más banales y anodinos que uno se puede echar a la cara, la parrilla que ofrece cada día empieza a atufar peor. “De patitas en la calle”,No te olvides de la canción” o “Una cámara en mi casa” son algunos de los pufos que nos han querido colar, todos ellos con nulo éxito. Ahora, me parece que en las noches de domingo, La Sexta emite otro programa dedicado a mostrarnos casas de “ensueño”. Una especie de guía turístico nos enseña mediante un tour una serie de domicilios enormes y exagerados que siempre cuentan con lo último en diseño de interiores (de muy dudoso gusto) y tecnología. Todo ello, como no podía ser de otra forma, salpicado de ostentación, petulancia y frivolidad.

Uno de los que sí contó con bastante buena acogida fue el vergonzoso “Generación Ni-ni”, en el que metían a una serie de ineptos, cretinos, vagos y mangantes en una casa para hacernos testigos de su despreciable estilo de vida. A lo mejor los directivos se pensaban que seriamos tan tontos como para creernos que después de sus vacaciones pagadas saldrían como ciudadanos de provecho.

Resulta muy curioso que una cadena que siempre ha presumido de ser rompedora y moderna, que tiene al humor y al deporte como seña de identidad, emita tal basura digna de su tan odiada Telecinco. No comprendo que se critique a una cadena por emitir basura, si tú también lo haces. En este aspecto la cadena de Basile por lo menos me parece mucho más digna. Ellos hacen material de ínfima calidad y despreciable gusto, lo saben, buscan la complicidad de los borregos que les ven, que son muchos, y ya está. No critican que otros hagan lo mismo.

Y es que, como si de un mal presagio se tratase, parece que los directivos se están dando cuenta de que poco a poco están abandonando esos principios que alejaban a la cadena de la decadencia a la que estaban llegando otras. Recuerdo hace poco una campaña publicitaria encabezada por los presentadores estrella de sus programas. El eslogan rezaba: “Prometemos seguir siendo jóvenes”.  Da que pensar.

Una de esas últimas bazofias de La Sexta era “Mujeres Ricas”. Parece que ya llegó a su fin, pero me temo una nueva temporada pues el día de su estreno se convirtió en la emisión más vista de la cadena hasta que hace unos días lo fuese la serie “Walking Dead”.

Y así estamos. Que el día a día de unas ociosas mamarrachas cuyo mayor éxito fue engatusar a un millonario y el lujo desproporcionado de unas casas tengan éxito entre el público solo me reafirma, si es que ya no lo hacía Telecinco cuyos bufones reflejan fielmente la situación del país en el que vivimos, en mi convicción de que la gente es muy desgraciada, cuyas vidas son tristes y muy poco estimulantes. La que llevaban Borja y Joseba me parecía mucho más sugerente.

1 Comentario

  1. Pues sí, de hecho, hasta SLQH, otrora excelso programa, ahora da auténtica vergüenza ajena. El otro día vi un gag lamentable, de unos 30 segundos con Miki y Berta sujetando un palo para que Patricia bailara el limbo, lo pide muy abajo y luego va y lo salta, lo cual era más que predecible y se tiraron más de un minuto para esa chorrada. T5 hace telemierda y la gente que quiere ver telemierda: la Sexta no lo hacía, y la audiencia que un día tuvo la está perdiendo (nos está perdiendo), y lo está haciendo desde que se cargaron el mito de CQC, creo que ese fue el momento del declive de la cadena. Ya sólo el Intermedio (y Buenafuente, aunque a esas horas yo apenas la veo) mantiene el tipo y es fiel a su estilo.

Dejar respuesta