¿Qué hacer cuando tu novio te deja por el fútbol?

56
15047

Es una pregunta que muchas chicas, como yo, se harán. Que tu novio sea un fanático de un equipo de fútbol es una gran putada. Tanto si es de los típicos que lo ven en casa con sus amigos, como los que se bajan al bar o como los que se van directamente al campo de fútbol.

¿Qué hacer cuando tu novio te deja por el fútbol?

Es una gran putada. Más cuando a una no le gustan los deportes, y menos aún cuando por narices tiene que aguantar que a su pareja le encanten, sea cual sea. Mi novio es de los que van a todos todos todos los partidos, vamos, que me veo en el paritorio y él en el campo de fútbol con sus amigos. No se pierde ni uno, va tanto a los que se juegan en casa como a los que se juegan fuera, y no le importa pegarse la paliza de un viaje de ocho horas en autobús para ver dos horas de partido, y volverse otras ocho horas para casa. Dice, buena excusa, que no hace nada malo, que es su único momento de distracción a la semana, que es la forma de desahogarse de sus problemas… ¿Acaso nosotras no tenemos ese derecho? Pero claro, muchas pensamos en reservarnos ese espacio de desahogo con él, pensamos en ir a un concierto, una cena romántica acompañada de un hotel, irnos a hacer un viaje, o simplemente salir un viernes de marcha hasta las siete de la mañana… Pensamos en olvidarnos de nuestra vida cotidiana con ellos, pero ellos no hacen lo mismo con nosotras, a veces me pregunto si será porque somos un problema más…

Lo peor, es que los partidos se suelen jugar los domingos, y ¿qué hace una? O se va con su novio a ver eso que tanto odia y pasar dos horas de lo más aburrida, sólo por estar con él, o se queda en casa traumatizada y hasta las narices de que llegue el domingo, sustituyendo el único día de la semana en que puede estar con su pareja pasando un gran momento, por estar frente al ordenador, pasear con sus amigas, o atiborrándose a helados mientras ve la estúpida programación que hay en la tele los domingos.

Llegar a comprender la mente de una persona que es súper fanática de algo es una gran incógnita, y más si es un hombre. Ya de por sí es difícil saber lo que piensa un hombre en circunstancias normales, pero vamos, que vaya a ver cómo corren veintidós hombres, me parece algo totalmente ilógico, y más aún cuando dicen que es su pasión. Con la de cosas interesantes que hay por hacer, y se dedican a eso… Y lo peor no es cuando llega el domingo, no, lo peor es la lata que te están dando toda la semana deseando que llegue el domingo. Son la leche… Pero claro, encima que se le ocurra a una hacer planes por su cuenta, o irse de viaje, para que cuando te llamen estén cada dos por tres: que si te echo de menos, que si no puedo estar sin ti, que si me haces falta… Vuelves el domingo del viaje y ¿¿¿dónde te encuentras a tu chico??? En el estadio de fútbol.

Amigas mías, que tu novio sea un fanático del fútbol, es una gran putada.

Imágenes: Divierteme.

56 Comentarios

  1. Vaya Tania, que me ha puesto de excelente humor tu articulo. El patriarcado ha contribuido en la vida real, a este tipo de costumbres masculinas y femeninas. Las mujeres odiando estos partidos y los hombres embriagados en ellos. Recuerdo las épocas de Béisbol acá en Venezuela y yo siendo niña, no había manera de sobrevivir a esa temporada. El Tv a todo volumen, las cervezas… La visita a casa de mis tíos, los gritos… Los hombres podéis ofenderos con ese artículo, pero es tan igual como la afición de alguna mujer a las novelas, al teléfono o a vivir a dieta. Una afición que incluye solo a un sector que si se prolonga demasiado incomoda a quienes juntos hacemos vida ya sea en pareja o en familia. Claro que podemos adaptarnos y si queremos volvernos fanáticas también, pero no deja de ser algo obligado. Acompañábamos a mi padre a jugar, lo que a mi me parecía, todos los domingos… terrible para mí. Llegaba cansada y a la cama, sin querer hacer ninguna otra cosa y mirando a mi madre cocinar al llegar y lo mas rápido que le era posible. Creo en los derechos que tiene la gente y en los que se toma, pero vaya que cualquier imposición (y lo es) no es tan buena idea y mucho menos agradable. El Domingo libre de acuerdos, de pareja y de familia, solo para los compis y la afición de una persona… vaya que habrá que buscar en la semana otro Domingo, que sea para todos. Hoy casual es Domingo, mi novio tiene la costumbre de tomárselo para él, desconectarse por completo y dejar tirado el celular. Ni un solo saludo… No hay ni mejor ni peor. Es una desconsideración, un hábito que no fortalece ni contribuye a la sociedad que hemos pensado en formar y vaya que convoca la peor parte de mí. El es abogado y yo profesora. Sentirme como tonta por no entender ese espacio que en mis costumbres es para el descanso y la familia, no es una opción. Si eso no mejora y se convierte en un espacio negociable, no creo que podamos compartir el proyecto de vivir. Así de radical, hombre, como veis.

  2. Cuanta razón… es verdad que a veces siento que solo soy un problema más para él, y si me quejo siempre soy la mala que no lo quiere ver feliz y una egoísta por querer estar con él. Lo peor es que yo algunas veces le acompaño a ver sus partidos, y siempre pone cara de perro porque su equipo es muy malo y casi nunca gana. No entiendo qué felicidad puede encontrar en eso, la verdad… Nunca entenderé qué tiene de realizador pasarse 90 minutos sentado mirando ver como corren de un lado para otro a los jugadores, si encima es que los de su equipo juegan de pena desde hace años y en el estadio todos los seguidores de su equipo están como deprimidos, parece que no quieran estar viendo eso… En definitiva, aprovecharía mejor el tiempo haciendo cualquier otra cosa que dejándome sola viendo como fracasa su equipo de segunda.
    Además, no a todos los hombres les gusta el fútbol y pueden vivir perfectamente sin él. A mi padre nunca le ha gustado.

  3. Saben algo? El domingo pasado mi novio dijo exactamente esto “son las semifinales nena, lo siento en serio” luego de un gran pleito por esto nos reconciliamos y este domingo es mi cumpleaños, adivinen, el esta en el estadio viendo la final. Es horrible.

  4. Qué putada que tengamos que darles en el gusto en todo pero ustedes no pueden darnos el gusto de apoyar algo que nos apasione. Ocultan su hembrismo camuflándolo con feminismo.

  5. Bueno veo comentarios y veo que todas las personas que han comentado son del sexo femenino. Pues bien yo soy un chico y me apasiona el fútbol ,me encanta jugarlo sin embargo mi novia lo odia y dice que oara ver a 22 tíos ir detrás de un balón se queda en casa y que por culpa de mi pasión tendremos problemas el día de mañana ,yo a ni novia la idolatro le digo todo el tiempo que la quiero , me gusta mucho estar con ella . Cuando voy a los partidos pone una cara..a caso no puedo hacer algo que me gusta sin que se enfade? Se que no le gusta pero al menos un suerte o algo..yo no soy de ñasar de mi novia , soy de tener detalles con ella , después de ver un partido la invito a ver una peli o algo para intentar animarla por que odia que lo juegue , enserio merecen lo chicos tanto desprecio por eso?

Dejar respuesta