Qué evitar en una carta de presentación, de motivación y en un CV

0
157

 

Los estudiantes y recién graduados deben tener en cuenta ciertas claves a la hora de redactar el CV o las cartas de solicitud de un empleo. Cada vez es más importante prestar atención a estos detalles.

bbb

En los últimos años la búsqueda de trabajo se ha redefinido. El parado debe no sólo adaptarse a las nuevas tecnologías para escudriñar las redes sociales y las webs de empleo, sino que también debe prestar atención a los elementos de la solicitud de una oferta de trabajo. Cada vez más los departamentos de RRHH tiene en cuenta la estructura y aspecto del CV, el contenido de la carta de presentación y la relevancia de las cartas de motivación.

Hasta hace poco el currículum era suficiente, funcionando como una pequeña historia profesional, sin tener en cuenta otros aspectos del solicitante. Sin embargo, no basta con llenar una hoja de Word de palabras bonitas sobre uno mismo. LinkedIn ha recopilado una lista de las palabras más abusadas en los perfiles profesionales. En ella se incluyen: creativo, motivado, multinacional, responsable, experimental, efectivo, especializado y analítico. Por tanto, aquellos en búsqueda de empleo deberán saber definirse sin caer en tópicos. No se debe usar la misma carta de presentación para todas las ofertas.

El solicitante debe destacar ciertos aspectos dependiendo de la idoneidad con el puesto deseado. Hay que tener en cuenta a quién se dirige. Lo importante no es sonar bien, ya que tenderemos a escribir lo mismo que los demás, sino sonar diferente. Esto es importante en los intereses. Los hobbies habituales no ayudan, sino que aburren. Leer o cocinar no son una opción, mientras que el paracaidismo o la lectura de poesía en un café del centro resultan inesperados y atractivos. Recuerda que debes pedir lo que quieres tener: una entrevista. Esta se llamará una cita o una reunión, intenta disimular.

Algunas empresas en sus portales de empleo solicitan también una pequeña motivación. Esta no es como las cartas de motivación para una beca o un posgrado. Es un pequeño resumen de por qué te gustaría trabajar en la empresa. Algunas veces se incluye en la carta de presentación, pero cuando se solicita aparte hay que estar atento a no repetir el mismo contenido. Adquirir experiencia, consolidar mi formación y poner en práctica mis conocimientos son bastante utilizados pero muy útiles. De la misma manera siempre es positivo investigar los valores corporativos de la empresa y utilizarlos a tu favor. Todo esto necesita de un pequeño trabajo de investigación previa.

Finalmente el currículo es el elemento con cobra más relevancia. Es el que se va a ver primero, de un vistazo y que debe mostrar el máximo, con la mayor eficacia y en el menor espacio posible. Ser conciso es la clave. El personal de RRHH no tiene tiempo para leerse dos páginas, pero también necesita que la información no esté abigarrada. Las aficiones no relacionadas con el puesto carecen de sentido en el CV. Si solicitas un puesto de ingeniería en placas solares, la ecología puede ser un buen aspecto a destacar pero el punto de cruz y el petit point no le importa a nadie. En cuanto a la foto, es capital que sea con un fondo liso y especial para el currículum. No valen los recuerdos de Nochevieja o de una boda. Y la vestimenta será acorde al perfil del puesto solicitado.

 

Dejar respuesta