Purito Rodríguez ya merece La Vuelta

0
64

La segunda semana de la gran ronda española ha consolidado al explosivo ciclista como el más firme candidato a la victoria final en Madrid. Solo Alberto Contador acecha el codiciado jersey rojo de líder. Alejandro Valverde tiene prácticamente consolidado el último cajón del podio, mientras que Chris Froome, uno de los grandes protagonistas de la temporada, ha perdido sus opciones tras una aciaga ascensión al Cuitu Negru.

Purito demostró su poderío en el Cuitu Negru ante Contador

Un rosario de ataques han visto las carreteras asturianas. Las cimas de la cordillera cantábrica, Ancares, Lagos de Covadonga y Cuitu Negru, han servido de escenario para tres etapas de alta montaña en las que Alberto Contador, el ciclista que se presuponía como gran favorito en la salida de Pamplona, no ha logrado enjugar la diferencia con Joaquim Purito Rodríguez, líder de la carrera. Ni con demarrajes encadenados, ni con feroces cambios de ritmo, ni subiendo kilómetros con el ritmo sostenido de su equipo; de ninguna manera consigue recortar el aspirante. Y en alguna de las llegadas el del Katusha está consiguiendo aumentar su ventaja.

La contrarreloj individual que llegó a Pontevedra sirvió para comprobar la mejoría de Purito en las pruebas contra el cronómetro. El ciclista catalán hizo un brillante recorrido y consiguió mantener el jersey de líder por solo un segundo. Pasada la alta montaña y a falta de solo cinco días para la finalización, la distancia con el de Pinto se ha hecho mayor y pasa del medio minuto. La victoria en La Vuelta empieza a parecer una utopía para Contador. El corredor del Saxo Bank, que ha tenido en los últimos días un recorrido muy propicio, es incapaz de soltar al primer clasificado. Purito se ha convertido en la sombra del único ciclista en activo que ha conseguido ganar al menos una edición de cada una de las tres grandes.

La escasez de días de competición parece haber apagado la chispa que siempre tuvo el madrileño. Contador y su golpe de pedal, antaño poderoso y febril, no gobiernan la carrera. Una sucesión de ataques impotentes solo ha servido al escalador para amarrar el segundo lugar. Tampoco le han permitido ganar ninguna etapa mientras que sus compañeros de podio acumulan triunfos, como el que obtuvo el propio Purito en la espectacular ascensión al gallego Mirador de Ézaro. Las dudas no remiten porque dentro del equipo, dirigido por Bjarne Riis, no existe una idea sobre cómo alcanzar el liderato. El Saxo Bank alterna estrategias contradictorias, sin la apariencia de que exista un plan determinado.

Más allá del duelo entre los dos patrones de la carrera, Alejandro Valverde está cerca de asegurar la tercera posición. Chris Froome, líder del Sky en La Vuelta, perdió cualquier opción después de sufrir un calvario en la ascensión al Cuitu Negru. La etapa en el nuevo coloso asturiano la ganó, hermosa estampa de sufrimiento mediante, el italiano Dario Cataldo. La subida a Los Lagos, una de las cimas más legendarias de La Vuelta, concluyó en el triunfo del sevillano Antonio Piedra, del Caja Rural.

Quizás la de la Bola del Mundo, en la sierra de Madrid y en el penúltimo día de competición, sea la etapa que contemple una hazaña ahora improbable. El paso por Galicia y Asturias ha ratificado a Purito como el máximo favorito, refrendando el buen papel que hizo el propio ciclista esta primavera en Italia, cuando solo unos pocos kilómetros de contrarreloj le privaron de terminar Milán con la ‘maglia’ rosa. El domingo, en Madrid, Joaquim Rodríguez puede inscribir su nombre entre el selecto club de quienes han ganado una vuelta de tres semanas.

Fotografía: Katusha

Dejar respuesta