Pupila: “Buscamos posicionar a Pupila en el mapa y que en un segundo disco no seamos absolutamente anónimos”

0
90

Este pasado noviembre estalló una guerra, pero no cualquiera, un combate rockero y psicodélico: La Guerra Relámpago. Se trata del primer LP de la reciente banda madrileña Pupila que pese a su corta trayectoria musical ha comenzado pisando fuerte y abriendo fuego por todos los frentes.

PupilaEstridentes guitarras que rugen al compás de una fulminante batería, sonidos encontrados que arrojan desenfreno, oscuridad, opacidad. Frente a esto, en el otro bando, la suavidad de unas manos al piano y una sutil voz femenina consiguen quitarle hierro al asunto, generando un equilibrio tan armónico que no queda más remedio que firmar la paz. En su lugar de ensayo, entre vistosas guitarras, bajos, cables y micrófonos presididos por la portentosa batería; Ana Huerta (voz y teclados), Darío Hurtado (guitarra), Juanma Padilla (batería) y Sergio Sánchez (bajo y electrónica) o lo que es lo mismo, Pupila, nos explican todos los pormenores de su estrenado trabajo.

Pregunta: Poniendo la vista en el inicio de Pupila… ¿Cómo surge el proyecto de vuestra banda?
Respuesta: En un primer momento nos juntamos Darío y yo, luego fueron pasando varias personas por el grupo, apareció Ana y por último en 2010 apareció Sergio. Y así empezamos a llamarnos Pupila y a componer en castellano. Antes de consolidar un formato de grupo en serio nos hemos llamado de otras formas como “Input Stream” y otros nombres así bochornosos todos (risas).

P.: ¿Habéis tenido contacto con la música antes de emprender juntos el proyecto de Pupila?
Sergio: Yo sí he tocado en varios grupos antes.
Darío: Yo no, antes tocaba en casa.
Juanma: Antes de empezar en Pupila he estado involucrado en varios proyectos variopintos como un coro góspel, en grupos de versiones de funk, de rock and roll de los cincuenta, un poco de todo…
Ana: Antes de esto estaba totalmente metida en el mundo clásico en el conservatorio con la carrera de piano, pero nunca he estado dentro de un grupo como tal

P.: Hace unos meses que Pupila ha dado a luz a su primer LP bautizado como La Guerra Relámpago, ¿qué se siente al ser los padres primerizos de este proyecto?
R.: Creo que cualquier persona que haga algo por primera vez y lo tenga que defender sólo puede tener buenas palabras. Si nos preguntas esto tres discos después te daremos otra respuesta totalmente distinta. Pero ahora mismo estamos muy contentos, muy ilusionados, intentando que nos dejen ir y tocar…Dentro de tres disco diremos que es nuestro disco más personal…ahora mismo lo es porque es el único que hay. El mejor que representa a Pupila es este (risas)

P.: ¿Con qué adjetivos describiríais a este álbum?
R.: Supervivencia emocional. Este disco que fue gestado con problemas personales que todo el mundo tiene. Esto se ha visto reflejado en la intensidad de las canciones, tanto las letras como el sonido son muy desgarradoras. Ha sido una forma estupenda de terapia, de salir renovados, de limpiar porquería y seguir para delante.

Ana HuertaP.: Si alguien que no conoce a Pupila escucha los temas del primer EP y luego los de La Guerra Relámpago podría no asociar que se trata del mismo grupo ¿por qué ese cambio de rumbo? ¿y el paso del inglés al castellano?
R.: Con la grabación del EP ya teníamos en mente un cambio de rumbo. Lo que pasa es que necesitábamos plasmar en un disco todo lo que habíamos hecho en esos años anteriores. Para nosotros era una necesidad dejar bien grabados todos esos temas que habíamos venido tocando en directo y a partir de ahí, hacer un punto y aparte y seguir evolucionando. En verdad siempre hemos dicho que ese EP nunca se debió llamar Pupila, pero en ese momento ya éramos Pupila y había que sacarlo así.

En cuanto al cambio de idioma en las letras, nosotros siempre quisimos componer en castellano pero también era más difícil. El castellano es un idioma más complejo, es decir, es mucho menos musical y mucho menos sonoro. Hay idiomas que funcionan muy bien como el inglés o el portugués que tú cantas cualquier cosa y parece que funciona, pero en el caso del castellano es más difícil que te encaje una melodía y que todo fluya bien. Ahora que ya tenemos las cosas más claras y más confianza en lo que estamos haciendo es cuando hemos tirado hacia el español y la verdad es que ya no parece tan complicado.

P.: La Guerra Relámpago, álbum formado por nueve temas, ha sido producido por Manuel Cabezalí integrante de la banda Havalina, ¿cómo ha surgido esta colaboración de Cabezalí en vuestro proyecto?
R.: A medida que íbamos componiendo los temas del disco pensamos en tener un productor y vimos muy claro que tenía que ser Manuel, que él podría sacarle toda la chicha a las canciones, sin saber ni siquiera si producía discos. En la presentación de Las Hojas Secas, después del concierto le abordamos, nos pidió que le pasaremos algunas demos para escuchar, le gustaron y aceptó ser nuestro productor. Manuel es el productor de cabecera de los grupos españoles, ha producido a grupos muy potentes como Pasajero o Rufus T Firefly y para nosotros ha sido un honor trabajar con él.

P.: ¿Qué canción del disco os satisface más tocar en directo?
R.: El single “Insuficiente” es una canción que en directo queda muy bien. Tiene una parte instrumental en el medio que sube hasta el final y hemos conseguido ser muy fieles en directo. Esta canción fue producto de la inspiración comunal, la compusimos en cuatro horas, surgió tal como es, y la verdad es que es muy agradecida para tocarla en directo porque ves la respuesta del público. Luego hay otras canciones que requieren ser más interiorizadas.

P.: Las fórmulas matemáticas pueden, por qué no, ser el título de una canción. Este es el caso del tema titulado “J=n-1”. ¿Se trata de una fórmula secreta o nos podéis desvelar su significado?
Juanma: el título lo puso Sergio, pero como me conoce siempre me toca la fibra. Este tema es el único en el que yo he participado en la letra con Sergio. Surgió a raíz de una ruptura sentimental, yo estaba en pleno proceso de fustigarme y me dije “me gustaría componer un tema para fustigarme más, para que salga todo” (risas). Entonces el título viene de que yo soy matemático y me llamo Juanma, por lo que Sergio unió todos esos factores en “J=n-1”. Es decir, “J” de Juanma que es igual a “n” que corresponde a mi estado natural menos “1”, haciendo referencia a que alguien se había ido de mi vida.

P.: El tema “Gualberto” es el único que muestra la fuerza del poder instrumental en solitario sin acompañamiento vocal. ¿Teníais planeado introducir un tema puramente instrumental o la idea surgió sobre la marcha?
R.: Nos gusta mucho la música instrumental pero surgió tampoco lo fuimos a buscar. Este tema fue compuesto íntegramente en el local de ensayo y es una de las canciones que más modificaciones ha tenido.

PupilaP.: Aunque quizá todavía nos os haya dado mucho tiempo de valorar la repercusión que está teniendo La Guerra Relámpago, ¿qué aceptación observáis que está teniendo entre el público?
R.: Desde el principio nos planteamos metas muy modestas y muy alcanzables. Teníamos que ser realistas, somos un grupo que saca su primer disco al que no conoce absolutamente nadie. Además tocamos una música no tan asequible y el concepto del disco requiere no solo ser escuchado una sola vez, aunque tampoco nosotros lo queremos, nos gusta donde estamos.

P.: ¿Cómo os organizáis para llevar a cabo el proceso de composición de vuestras canciones?
R.: Normalmente alguien trae una idea básica, se plantea en el local de ensayo y comenzamos a desarrollarla. A veces pesa más una improvisación en el local y otras veces viene el tema más mascado de la casa de uno de nosotros.

P.: ¿A la hora de concebir una canción cómo os viene la inspiración?
Sergio: La mitad del disco está compuesto en un coche entre las ocho y las nueve de la mañana. Soy tremendamente productivo a esa hora. Hemos estado hace unos fines de semana en Zaragoza y en Vic, y volviendo en coche les dije a éstos “acabo de componer un temazo” (risas).

P.: Para una banda reciente como la vuestra, ¿cómo os está resultado la labor de daros a conocer y haceros hueco en el panorama musical?
R.: Lo que buscamos es posicionar a Pupila en el mapa y que en un segundo disco no seamos absolutamente anónimos sino tener un poco de camino recorrido. Así que estamos muy contentos porque son objetivos que están cumpliendo.

P.: ¿Qué planes futuros tiene Pupila en mente?
R.: Estamos componiendo temas nuevos, hemos hablado a nivel oficioso con Manuel y ya estamos incluso pensando en fechas de grabación para un posible segundo disco. Tenemos mucho más claro hacia donde queremos ir y está yendo bastante fluido esta vez. Si todo va como debe antes del verano ya deberíamos tener más de medio disco compuesto.

Pupila – J=n-1

Próximos conciertos de Pupila
15 de marzo – Sala BeGood – Barcelona (+ Círculo Rojo)
22 de marzo – Espacio Trapezio – Madrid, presentación de The Water Tapes
23 de marzo – Sala Costello – Madrid, Festival Plan de Gira (+ Oh, Trikelians!)

Imágenes cedidas por Arigato Comunicación

Dejar respuesta