Secretos a voces y puntos de partida

0
99

Aquel de quien todo el mundo hablaba, siempre con admiración y con la consecuente rabia por no ver sus canciones plasmadas en un disco que le hiciera justicia. Músicos, periodistas, los círculos más cercanos y los afortunados de ser partícipes del boca a boca ya lo sabían, y ahora lo podemos descubrir todos los demás. Y es que durante el reciente mes de octubre, Pablo Galiano sacaba por fin a la luz su primer disco, titulado La noche es ahora tu casa, al igual que una de las canciones que sirven de colofón a este genial debut.

No es de todas formas su estreno discográfico en solitario, pues ya en el verano de 2010 editaba el EP Hay gente observándote tras las ventanas…, un aperitivo en forma de vinilo. Así, La noche es ahora tu casa supone su gran carta de presentación, un verdadero órdago al rock español.

Más que convincente en directo, incluso sin banda de acompañamiento, Galiano pone a disposición del público un completo repertorio de canciones –catorce en total-, ofreciendo así una buena oportunidad para entrar de lleno en su peculiar universo. Una colección de temas en su mayoría intensos y de cuidados textos que tienen la suerte de funcionar desde un principio para el nuevo oyente y que poseen el valor añadido de aportar algo más dedicándoles el tiempo suficiente. Porque este no es un disco con el que se pueda tener prisa.

Lo primero a destacar tras escuchar a Pablo Galiano es su voz. Una voz poderosa, con tintes soul, que en ocasiones incluso eclipsa a la propia música gracias también a su personal forma de interpretar. El disco en sí comienza de forma apabullante con “Las botas”, un tema con alma de tango que contiene sin duda la esencia del músico; y continúa rayando a gran nivel con “Medianoche”, uno de sus temas clave. También hay lugar para canciones más melódicas, caso de “Dame un instante”; y para el rock directo y sin cortapisas, donde entran en juego canciones como “Volver al sueño”, que además podría guardar cierto paralelismo con la forma de componer de alguien como José Ignacio Lapido, tanto por su estructura como por el lenguaje utilizado.

El disco avanza y en él encontramos un ejemplo claro de ese tipo de canciones que ya son un éxito desde la primera vez, de una forma evidente y a la vez inexplicable. Una de esas ocasiones en las que, simplemente, todo encaja. Hablamos del single “Toda mi gente va a ir al infierno”, interpretado a dúo con Alfa, imprescindible en bandas como Buenas Noches Rose y Le Punk, y que en la actualidad también afronta su carrera en solitario.

Participan en la grabación del disco otros músicos de Le Punk como Joe Eceiza o Dani Patillas, y resulta clave la participación de Isaac Rico, que además de aportar la mayoría de las baterías ejerce de co-productor junto al propio Galiano. La noche es ahora tu casa es un disco largo que por muy poco no alcanza la hora de duración, un dato que denota un gran esfuerzo y a su vez una apuesta clara por buscar un lugar que sin duda tiene asegurado, pues músicos con algo que aportar nunca sobrarán.

Pablo Galiano ofrece en su álbum debut un sentido retrato de la noche y del amor, del que vive y también del que agoniza. Aunque también hay luz, pero eso es mejor que lo descubra cada uno. Sea como sea, la espera mereció la pena.

Valoración: 9/10.
Título: La noche es ahora tu casa.
Género: Rock / Blues.
Discográfica: Cuervo Music.
Fecha de publicación: 11 de octubre de 2011.

Fotografías: Abel Valdenebro.

Dejar respuesta