Publicidad ¿inadecuada (sexista)? by Burger King

0
261

Desde que esta famosa empresa de fast-food airease sus ya más que probadas hamburguesas tamaño gigante, que casi  exceden del marco de la foto, con el consiguiente descontento de Sanidad, seguimos inmersos en un continuo tira y afloja. Nos encontramos en la eterna polémica de la comida basura, en el intenso y extenso debate acerca de los límites del control del Gobierno en estos asuntos. ¿Está autorizado a vetar, por decirlo de alguna manera, las actuaciones de una cadena alimenticia? O por el contrario ¿allá cada uno con sus hábitos?

Es un tema complejo, porque cierto es que el Gobierno debiera mantenerse al margen de las acciones publicitarias de las empresas, que en eso todos estamos de acuerdo pero en realidad es más teoría que práctica. El caso es que luego nos escandalizamos pronto y no nos parece del todo mal la intervención. A mi quizá no me parezca “políticamente correcto” pero quiero sentir que al menos no hay censura. El Ministerio de Sanidad lo ha observado a raíz de las quejas suscitadas por su nuevo anuncio. Con el lema “Como tu quieras” ha promocionado las hamburguesas de mayor tamaño de su parrilla. El spot en cuestión comienza con el almuerzo de una pareja en un restaurante; cuando al hombre le traen su plato, de aspecto minimalista, se levanta y comienza a gritar “Yo soy un hombre, rugiré…” y rápido se forma una masa en la calle de hombres cantando al unísono, en plan machos ibéricos. He ahí el anuncio, el cual ha sido criticado por dos motivos. El primero es por promocionar una hamburguesa de tantísimas kilocalorías, casi 1000 según el diario El Mundo, algo con lo que Sanidad está disconforme porque ello incita a la obesidad. La segunda razón se ha concentrado en el hecho del tratamiento sexista de la campaña, ya que parece que solo está dirigida hacia el sector masculino de la población por eso de “come como un hombre”.

El Ministerio de Sanidad alude que Burger King firmó un acuerdo en el marco de la Estrategia Sanitaria contra la Obesidad y está haciendo de ello papel mojado. Éste, por su parte, insiste en que están siendo fieles con sus clientes y son sus gustos los que priman. En realidad, aún no sé cual es mi opinión sobre este asunto, creo que soy capaz de ponerme en los dos bandos. Cierto es que Burger King, como empresa privada, debiera autorregularse solo, sin implicación del poder estatal, ya que ello es visto como una intromisión inaceptable. Yo he visto el anuncio y para quien no lo haya hecho dirigiros a esta página http://www.manthem.com/. A mi personalmente no me ha gustado aunque tampoco me ha parecido excesivamente grave. No sabría si catalogarlo de sexista, pero incluso el Instituto de la Mujer ha expresado que incluso ha obtenido más quejas de hombres que de mujeres porque se les muestra como animales, como una masa que va detrás de una hamburguesa, al más puro estilo de Homer Simpson.

“Come como un hombre” o “No soy un pringao” son los brillantes eslóganes que se les ha ocurrido para publicitarla. Será que una XXL no es apta para las mujeres, pero bueno eso entra dentro de la libertad de hacer la publicidad que quieran, aunque mucho me temo que entre sus creativos no había ninguna mujer.

Fuentes y fotografía:
www.elmundo.es

www.elpais.es

www.periodistadigital.com

Dejar respuesta