Proponen una nueva forma más eficaz de medir el Cociente de Inteligencia

0
187

Una investigación de la Universidad de Rochester propone una innovadora forma de medir el Cociente de Inteligencia (CI) a través de una simple prueba visual. Se ha comprobado su eficacia y demuestra que las personas más inteligentes no solo procesan más rápido lo que ven, sino que ignoran lo irrelevante.

9E608F4F-2E77-406A-9D0F-F6755E37A382

Este nuevo sistema propuesto en Rochester es capaz de eliminar algunas de las limitaciones asociadas con las pruebas estándar, mal orientadas, que realizan cuestiones académicas o culturales.

Trata simplemente de determinar en qué dirección, derecha o izquierda, se mueve una barra que aparece en la pantalla de un ordenador. Esto es lo que tuvieron que hacer los participantes en el experimento, los cuales observaron un video con secuencias cortas de barras de color blanco y otras de color negro y de diferentes tamaños moviéndose por la pantalla. Las barras se presentaron en tres tamaños, con la versión más pequeña restringida al círculo central del campo visual, donde la percepción del movimiento humano es óptima. Este ejercicio sorprendentemente simple es capaz de medir la capacidad inconsciente del cerebro para filtrar movimiento visual irrelevante.

Los participantes además tuvieron que realizar el test Wais-IV, para determinar su CI y compararlo con las pruebas realizadas. Los resultados fueron los esperados, las personas con CI mayor eran más rápidas en captar el movimiento de las barras al observar la imagen más pequeña. Esto sostiene la teoría, ya antes investigada, de que las personas con mayor CI son capaces de hacer juicios perceptuales con más rapidez y tienen mejores reflejos. Por el contrario sucedía que estas mismas personas con mayor CI, más tiempo les costaba detectar la dirección de las barras cuando éstas eran de mayor tamaño. Esta incapacidad de percepción de estas imágenes mayores refleja la capacidad del cerebro para ignorar el movimiento de fondo puesto que las imágenes importantes eran las pequeñas situadas en un primer plano. “Es lo que ocurre cuando conduce su coche, se camina por un pasillo o simplemente se mueven los ojos alrededor de la habitación: el fondo está constantemente en movimiento”, explica uno de los autores. Y ese movimiento ha de ser ignorado.

Lo que aporta este nuevo estudio es la relación entre la capacidad de filtrar información irrelevante, como el movimiento de fondo, y una mayor puntuación en el test de inteligencia, es decir un mayor CI. La correlación obtenida era del 64%, mucho mayor que las que relacionan la inteligencia con cualquier otra característica, como discriminación del color, sensibilidad al tono, y tiempos de reacción, que han encontrado sólo una correlación de 20 a 40%.

Se trata por tanto de la primera evaluación puramente sensorial que tiene una fuerte correlación con el CI y que puede proporcionar una herramienta no verbal y culturalmente imparcial para entender los procesos neurales asociados con la inteligencia general. Además este nuevo test visual supondrá un gran paso hacia delante al poder ser utilizado también para medir el CI en personas con discapacidad intelectual.

 

Imagen: Google

Dejar respuesta