Prohibido “contaminar”

2
331

A partir del día 1 de enero de 2011 entrará en vigor la modificación de la ley antitabaco, la cual prohibirá fumar en los espacios públicos cerrados y en los alrededores de centros sanitarios y educativos. Se supone que esta nueva ley es por una cuestión de salud pública; por lo visto, toda la contaminación que existe es a causa de los fumadores, porque ni las fábricas, autobuses y todos los vehículos que circulan por nuestra ciudad desprendiendo residuos, afectan a nuestra salud. Para nada.

Puedo entender y veo lógico que no se pueda fumar en un centro de trabajo, un colegio o un hospital. Lo que no concibo es que esta prohibición llegue a lugares como puede ser un bar, en el que la gente va a tapear, relacionarse, evadirse y divertirse y en el que por supuesto es totalmente voluntario entrar. No nos engañemos, todos sabemos lo perjudicial que es el tabaco, pero, ¿por qué no se prohíbe su venta? Tal vez, y es mi humilde opinión, es que es un negocio muy rentable para el Estado. Quizás lo único que se pretenda con todo esto es que los fumadores se “envenenen” a sí mismos sin atentar contra la salud de los demás, sólo la suya propia. Todo un detalle hacia los fumadores pasivos.

Nuestra última alternativa será salir al “destierro” a la puerta de cafeterías y bares para saciar el vicio, y tal vez así surja una nueva manera de sociabilizarse con los demás fumadores indignados, aunque como esto siga así es probable que dentro de unos años los “yonquis del tabaco” nos tengamos que esconder y seamos perseguidos como fueron los judíos por la Inquisición. Aunque esto sea una exageración, si hace 20 años nos hubieran contado esto tampoco nadie se lo hubiese creído…

Fuentes de las imágenes:
http://www.vitadelia.com
http://scienceu.fsu.edu

2 Comentarios

  1. ¿Y cómo van a prohibir que se fume en las puertas? En mi Facultad (Filosofía) hay quien fuma incluso en los pasillos (eso si, en las ventanas). Seguiremos fumando en las puertas y en las disotecas porque no creo que existan efectivos suficientes de la policia para detenernos a todos.

  2. Mira que no soy fumador, querida mecenas, pero no soy anti-fumador. Muy bien por reivindicar vuestros derechos, que también los tenéis.
    Besos.

Dejar respuesta