Problemas en Miami, San Antonio sigue con la directa y pelea por el playoff del oeste

0
77

Cuando todo parecía ideal en el paraíso de Florida las derrotas han comenzado a crear un clima de tensión en el bicampeón de la NBA. Chris Bosh ha sido el primero en hablar en público diciendo que ellos mismos sabían que “daban asco”, expresión literal. Lebron James ha bajado su nivel en la última semana y media de competición y eso el equipo, no hay duda, lo nota. Dwyane Wade parece también lejos de su mejor versión y especialmente lamentables han sido los últimos partidos de Mario Chalmers. El último partido ante los Pacers deja claro que Miami no es ese equipo arrollador que habíamos visto en las dos últimas temporadas. Si este partido se hubiera jugado hace tres meses, los Heat hubieran aprovechado el bajón de los Pacers en el tercer cuarto para haberles metido una diferencia insalvable para el conjunto de Indiana. El miércoles, no solamente no pudieron hacerlo sino que la defensa del perímetro no puedo en ningún momento contener el nivel de Paul George, Lance Stephenson o Evan Turner. Y si todo eso fuera poco, a falta de apenas diez segundos para el final  del partido, permitieron un tiro abierto de David West que les terminaría costando otra derrota más, que se suma a las que ya habían sufrido recientemente ante los Pelicans, Nuggets o Celtics. Los playoffs están ya demasiado cerca y los campeones tienen que recuperarse para volver a luchar una temporada más.

Manu Ginóbili (36), está destacando por su excelente momento de forma en el último tramo de la temporada regular. Foto: Mike/Edgars2007 (flickr)

Donde siguen subidos en una nube es San Antonio. Gregg Popovich y su filosofía siguen siendo efectivos una temporada más. Los últimos quince partidos del conjunto texano se cuentan por victorias. Ginobilli ha vuelto a ser ese jugador determinante desde el banquillo y eso el equipo lo agradece muy positivamente. Además desde el banquillo han encontrado también los puntos desde la larga distancia del italiano Marco Belinelli que se ha adaptado a la perfección al sistema de juego. Y por supuesto, la clave reside en los cinco titulares que cada noche aportan dobles dígitos en puntuación, encabezados por el sempiterno Tim Duncan y el base francés Tony Parker.

Precisamente en la conferencia oeste se ha puesto al rojo vivo la lucha por las últimas plazas del playoff. Todo hace pensar que los seis primeros estarán seguro en las eliminatorias por el anillo pero el séptimo y octavo puesto están más abiertos que nunca. Memphis Grizzlies, a pesar de su mal inicio de temporada, ha recuperado su nivel habitual con el regreso de Marc Gasol y se ha aferrado con fuerza a la séptima plaza. Phoenix Suns sigue siendo la gran sorpresa de esta temporada ya que todos los especialistas les daban como principales candidatos a estar en los puestos más bajos de la conferencia. Sin embargo, desde el inicio de la temporada se han instalado en la zona de playoff y no quieren soltar esa octava plaza en la que se encuentran. El tercero en discordia es Dallas Mavericks. El conjunto de Rick Carslile es noveno a menos de un partido de los playoffs y un equipo con Dirk Nowitzki nunca se puede dar por muerto. ¿Quiénes serán los dos que se meterán en la guerra final?

Pablo Rodríguez (@pavlinrodriguez)

Dejar respuesta