Primera vuelta: impecable

0
168

Uno de los partidos disputados esta temporada por el equipo manchegoEl balonmano Ciudad Real se afianza como líder de la liga Asobal con una nota de sobresaliente con respecto a los resultados.
No eran muchos los que a principio de temporada confiaban en que el balonmano Ciudad Real tuviera un ritmo constante para afrontar las diversas competiciones de este año. Y es que muchos de sus jugadores más importantes hicieron la maleta rumbo a los equipos considerados máximos rivales para el equipo manchego.
Sin embargo, no todo fueron pérdidas. También llegaron refuerzos llenos de ilusión, que han dado la cara, y han conseguido que este equipo siga siendo un grande.

Ni una sola derrota. Partidos brillantes y partidos sufridos, pero los resultados son al fin y al cabo los que cuentan, y estos hacen un año más a este equipo campeón de invierno.

Por otro lado, la Liga de Campeones que sigue siendo motivo para soñar, ya que allí también el equipo manchego está afianzado como líder. Esperemos que el próximo año el ritmo continúe y este gran equipo, que comenzó siendo el más humilde, logre acallar los rumores, que allá por finales de agosto, decían que tras la marcha de algunos, nada volvería a ser igual. Y es que el valor más importante es el de la unidad, el de ser equipo. Ciudad Real ha demostrado que en el deporte, como en tantos otros ámbitos, esa es la única realidad.

Aún así es importante resaltar que el equipo y el club se encuentran inmersos también en la crisis, como tantos otros clubes deportivos, ya sean de ámbito nacional, regional o local. El pasado verano tuve la ocasión de escuchar a dirigentes de este y otros clubes comentando sus problemas de financiación. Consecuencia de ello fue en este caso la marcha de Rutenka, porque lo queramos ver o no, fue el fichaje más caro de la historia del balonmano en este país, y con ello se le dio un gran respiro al club. Los resultados han hecho el resto, pero no hemos de olvidar que este club le ha dado un nombre a la ciudad y que como tal, los empresarios ¡da igual si grandes o pequeños!, deberían pensárselo dos veces a la hora de rechazarles. Y es que el deporte nos aportaba mucho, como personas, como equipo, como ciudad, pero no hemos de olvidar que está presente en nuestras vidas y que como tal, está también dentro de ese círculo tan vicioso del que todos dependemos, la economía.

Fuente de las imágenes:
http://www.balonmanociudadreal.net/

Dejar respuesta