Primera derrota de la “Era Pellegrini”

0
290

El partido en Riazor acabó con un exagerado 3-0 para los locales que terminó con el período de victorias del que gozaba el Málaga C.F tras la llegada de Pellegrini. El técnico admitió en rueda de prensa que el Deportivo de la Coruña mereció la victoria, pero no con un marcador tan contundente.

Los dos equipos llegaban al partido con una racha de victorias que les había rescatado de los puestos bajos de la clasificación. El comodín de Lotina, entrenador del Deportivo, fue el cambio de sistema y su apuesta por una defensa con tres centrales. El del Málaga, fue la llegada del “ingeniero” tras la destitución del portugués Jesualdo Ferreira. Con este panorama, eran muchos los que predecían un partido igualado que acabaría en empate. Pero no fue así.

El Málaga comenzó dominando el partido, y aunque parezca mentira, continuó haciéndolo hasta el pitido final. La primera ocasión se produjo en el minuto 14, cuando Aranzubía detuvo un tiro a bocajarro del mediapunta Duda. Tan sólo 6 minutos después, un error de principiante de Salvo Silva acabó con un penalty pitado a favor del equipo local. El brasileño “abrazó” a Lopo dentro del área y un ex-malaguista, Adrián, batió a un Arnau que no pudo hacer nada. Acababa el partido para el Málaga que lo intentaba sin resultado alguno.

La salvación para volver a meterse en el partido estaba en el remate de cabeza de Kris, pero el meta vasco volvió a lucirse. Como ocurrió con el primero, minutos después de esta oportunidad llegó el segundo para el Deportivo. Un nuevo error en defensa acabó con un gol de Colotto que aumentaría la diferencia en el marcador y dejaría al Málaga fuera del partido.

Las conclusiones al descanso eran contundentes, el Málaga tiene muchos problemas en la defensa y poca efectividad en la delantera. El Deportivo , al contrario, acierta siempre que llega a la portería y sustenta su equipo en una defensa impecable.

El equipo malacitano no se rindió, y encaró la segunda mitad atacando tanto como en la primera. La posesión del balón recaía sobre un Málaga que no salía del campo de juego del Deportivo, pero seguía sin marcar. Los revulsivos tenían que arreglar esta situación, pero la entrada en Riazor de Edinho y Quincy no hizo más que empeorar el juego ya que se perdió fuerza en el ataque.

El tercer gol del Deportivo en el minuto 84 era la sentencia final para el Málaga. Había dominado todo el encuentro y el resultado no podía ser peor. La afición empieza a desconfiar de los grandes fichajes como Silva y teme que los jóvenes Recio y Portillo no sirvan de revulsivo pese a realizar un gran papel en los últimos partidos. El “efecto Pellegrini” deberá reaparecer contra el Mallorca para abandonar de nuevo los puestos de descenso.

Fuentes de las imágenes:
www.laopiniondemalaga.com (EFE)

Dejar respuesta