Primer día de huelga en la Complutense sin logros tras las negociaciones

0
177

fuente,_sindicato_de_periodistas_de_Madrid3La Universidad Complutense sufrirá cuatro días de huelga en el periodo de exámenes del mes de febrero. Durante las negociaciones previas se lograron desconvocar las protestas de los días 30 y 31 de enero; pero la reunión de ayer entre sindicatos y altos cargos no dio frutos.

La actividad de los días 5, 6, 13 y 14 de febrero en las aulas de la Universidad Complutense sigue sin quedar clara. Los sindicatos y el Rectorado se encuentran de nuevo ante negociaciones, en un duelo donde se barajan las posibles alternativas al recorte salarial del centro superior para sus empleados. El ‘tijeretazo’ que genera la discordia entre las partes asciende a 8,5 millones de euros, gasto que la universidad prevé focalizar en el capítulo I de los Presupuestos, relativo al personal. Esta amenaza ha provocado que los afectados se lleven las manos a la cabeza y al bolsillo, convocando jornadas de huelga en plena época de exámenes universitarios.

La decisión del Rectorado supondría para el poder adquisitivo de sus 10.000 trabajadores, entre profesores y personal de administración y servicios, una pérdida de entre un uno y un dos por ciento a sus carteras. Esta reducción de salario vendría a sumarse a las que han ido atacando sus nóminas desde que comenzó a apretar el cinturón de la crisis, que ha llegado a crear una situación “asfixiante”.

La disputa nace de la necesidad de la Complutense de ahorrar en sus ajustadas cifras presupuestarias, debido a una mengua importante en las transferencias de la comunidad de Madrid. Sin embargo, los sindicatos han puesto todas las cartas sobre la mesa, planteando alternativas a la trágica decisión del centro. Entre ellas, la reducción de puestos, las bajas incentivadas o un aumento en el número de plazas de aquellas carreras que puedan dar cabida a más alumnos en sus aulas. La última palabra se dirá este lunes, donde se espera solucionar el conflicto como ya ocurrió la pasada semana, donde seis horas de conversación concluyeron con la anulación de la huelga para la última semana de enero.

Los problemas entre la Universidad Complutense y la administración regional ya vienen de atrás. Sin embargo, parece que la coyuntura favorece al centro, que ha recibido el apoyo de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo. El pleito que traía de cabeza la relación entre ambos organismos ha culminado con la determinación de que el gobierno madrileño deberá pagar un total de 43,3 millones de euros a la Complutense por el incumplimiento del Plan de Inversiones de Universidades Públicas para el período 2007/2011. A pesar de todo, la universidad madrileña se enfrenta en 2013 a una reducción de 20,5 millones en sus presupuestos con respecto al año anterior.

Imagen cedida por Sindicato de Periodistas de Madrid

Dejar respuesta