“Premios APM” o la reivindicación del buen periodismo en medio de la convulsa situación política

0
152

Numerosos periodistas se congregaron ayer en la Real Casa de Correos con motivo de la entrega de la 75 edición de los “Premios APM de Periodismo”. Victoria Prego, Jordi Évole, Francisco Carrión y Felipe Serrano fueron los galardonados en un acto que presidió Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid (CAM), y Carmen del Riego, presidenta de la Asociación de Prensa de Madrid (APM).

Serrano, Carrión, Évole, Prego
De izq. a dcha., Felipe Serrano, Francisco Carrión, Jordi Évole y Victoria Prego.

La reivindicación del buen periodismo fue la línea dominante de todos los discursos.  “No podemos estar orgullosos de la confianza que nos tienen los ciudadanos, aunque esté por encima de la credibilidad de los políticos”, decía Carmen del Riego. La presidenta de la APM asegura que sólo sobrevivirá el periodismo que actúe como servicio público recogiendo “las demandas de los ciudadanos” y, para ello, se deben antes recuperar los principios del periodismo.

Del ayer, del hoy y del mañana de la profesión habló Victoria Prego, “Premio APM de Honor 2013”. Ella vivió dos transiciones: por un lado, la del régimen político, pero, por otro, la del periodista de vocación que defendía un criterio independiente a la del periodista proletario que aceptaba como tal la línea de la empresa.

Prego, adjunta al director de El Mundo y colaboradora de “Los Desayunos de TVE” asegura que “estamos dominados por el vértigo de un futuro que no conocemos”, y cree firmemente que “el periodismo no morirá porque si éste muere el sistema democrático también lo hará”, y con ello “los ciudadanos pasarán a ser súbditos”.

El “Premio APM al Mejor Periodista 2013” recayó en Jordi Évole, quien entonó un discurso crítico en el que consideraba que el mejor periodista del año 2013 no era él sino “aquellos que, a pesar de su profesionalidad, su rigor y su talento, han tenido que dejar la profesión porque sus empresas han hecho un ERE; aquellos que han pasados de las presiones que ejerce el poder y han publicado aquello que alguien no quería que se publicase; los mejores periodistas han sido aquellos que se han visto privados de libertad por intentar hacernos llegar información potable como Marc Marginedas, Javier Espinosa –presente en el acto- y Ricardo García Vilanova; los mejores periodistas han sido aquellos que han publicado el nombre de una entidad financiera que había detrás de un desahucio aunque su medio estuviese refinanciando su propia deuda con ese banco; aquellos que se negaron a ir al Mundial de Brasil con todos los gastos pagados por Iberdrola…”.

Jordi Évole.
Jordi Évole.

No faltó su mención sobre el controvertido programa Operación Palace, pero afirmó que, para perder la credibilidad hay otros periodistas que “no han necesitado ni siquiera un falso documental, con algunas portadas y con algunos informativos ha sido más que suficiente”.

Francisco Carrión recibió el “Premio APM al Periodista Joven del Año 2013”, quien quiso compartir el galardón con sus compañeros de El Cairo que “dan voz a los que sufren y anteponen el periodismo crítico a las amenazas y a su propia seguridad”. Carrión pidió a todos los compañeros de profesión que trabajaran “juntos para rescatar el periodismo”, para que éste siga siendo “la mejor manera de luchar contra las injusticias”.

El “Premio APM al Periodista Especializado en Madrid del Año 2013” fue para Felipe Serrano, quien tuvo un especial recuerdo para todos los compañeros que han perdido su trabajo por la crisis laboral. Reivindicó el periodismo local porque “en este campo también se puede hacer periodismo de verdad ya que las reglas del juego son las mismas, hay que tener coraje para aguantar las presiones -y añadió- nunca ha sido fácil la relación entre periodistas y políticos y no tiene por qué serlo”. Además, aseguró que el periodista “no es más importante que la noticia”.

Cerraron el acto la periodista de Mediaset Beatriz García otorgando la “Mención Especial” a la Agencia EFE, e Ignacio González, quien sostuvo que “sin periodismo no hay democracia porque los ciudadanos necesitan información suficiente y veraz” para ejercer sus derechos y formar una visión de la realidad.

Fotografía: Patricia Chico

Dejar respuesta