PornoBurka o la hipocresía post-moderna del Raval

3
723

Moderneo ravalero LGTB, feminismo, islam, poliamor y la nostalgia hacia los bares que apuestan por el carajillo antes que por el gintonic. Todo esto y más en el cóctel de sensaciones y autocrítica que es PornoBurka, totalmente indispensable.

pburkaBrigitte Vasallo (1973) es, tal y como se describe en su libro “periodista a ratos, escritora a trompicones, feminista sin tregua, mediadora intercultural a la primera de cambio y activista de las relaciones sexo-afectivas alternativas”. Con esta presentación, lo raro es no entender cómo ha podido escribir un libro tan incómodo, necesario y divertido como PornoBurka (Editorial Virus). Sin duda, ¡toda una genia!

PornoBurka toma como escenario el mismísimo corazón del Raval, el barrio de moderneo por antonomasia de la a veces (in)tolerante y mayormente turística Barcelona, siendo el espacio ideal para entrecruzar la vida de cuatro personajes – “una pornoterrorista encandilada por su macho alfa, un español de provincias transmutado en argentino, una estrella del pop gay aunque bisexual y un artista xenófobo enamorado de un frutero pakistaní”-  con la aparición de un burka que hará resurgir una multitud de actitudes patriarcales y paternalistas (que aún hoy siguen presentes) en unos personajes que no acaban de entender muy bien en qué consiste esto de la interculturalidad.

No se esperen un libro dócil, la complicidad de la autora en PornoBurka les escupirá en la cara una realidad devastadora y la evidencia de cómo nos encargamos de dinamitar, excluir y ocultar los cuerpos bajo el peso del civismo y la dignidad, siempre con un toque ácido de humor que consigue transformar todas las contradicciones del mundo occidental en un surrealismo revelador. (Aviso: no se sorprendan si después de acabar el libro les entran unas ganas horrorosas de ponerse a escuchar Manolo Escobar, emparejado con Carmen de Mairena en las páginas del genialísimo PornoBurka)

Brigitte hace de espejo en este libro para reflejar la miseria y la Barcelona más hipócrita, para “cagarse en la dignidad” tal y como hace uno de sus personajes en la primera frase del libro (pueden leer aquí el primer capítulo). Para señalar cómo los espacios culturales y pubs de moderneo sólo pueden disfrutarlos hoy unos pocos maricas de marca registrada, nunca las periferias. Para mostrarnos la Rambla del Raval convertida en un sutil (o no tanto) panóptico por los Mossos y la Ordenanza (In)Cívica –ya trasladada a otros puntos del país como Madrid o Granada, entre otros-. Para dar pie a un diálogo abierto y necesario. Para invitarnos con una novela-shock, a la autocrítica.

Brigitte Vasallo, prologada y apadrinada por Juan Goytisolo y el Colectivo Cautivo en su primer libro y descrita así su novela por Beatriz Preciado tras descubrirse como personaje: “Interesante, divertida y, aunque no me encontré yo en esa feria de butifarras, me partí pensando en cómo se te había podido ocurrir algo así́”. Nos hace un regalo crítico y divertidísimo que sólo puede disfrutarse.

Para más información sobre la novela, presentaciones y demás, déjense arrastrar por la corriente PornoBurka en el Tumblr del libro y su sitio Facebook.

 

Imagen extraída del Tumblr: Burkiana (la resistencia fashion), 2007, de Elena Infante. 

3 Comentarios

  1. ya veo por donde va…..bueno decir que antes…que un titulo nobiliario de pornoterrorista o de postmodernos….somos personas muy diferenciadas las unas de las otras….y que hay personas inteligentes y sensibles que pasan mucho de las siglas o de los titulos nobiliarios….que son gente con magia y de esa clase de gente hay muy poca…ni siquiera la que escribe bien…

Dejar respuesta