‘Por el Placer de volver a ver’ a Blanca Oteyza sobre un escenario en la capital

7
344

En el Teatro Amaya de Madrid hasta el próximo 3 de julio

Entrevista realizada por Rocío Buendía.

Descubrimos a Blanca Oteyza en su camerino del Teatro Amaya apenas dos horas antes de que empiece la función diaria. Blanca habla con admiración de un personaje que ya ha hecho suyo y de lo más cotidiano de su vida diaria, el propio teatro.

Pregunta. Blanca, en apenas un par de horas se levanta el telón y empieza la función. ¿Cómo te preparas para un día como hoy?
Blanca Oteyza. Te empiezas a preparar desde que te despiertas por la mañana, aunque la función sea a las 8.30 de la tarde, convive contigo durante todo el día y todo está alrededor de la función. Piensas en cómo podría salir mejor o que falló el día anterior. A parte de eso hago una vida bastante normal con mis hijas y con Miguel (Ángel Solá).

P. Por el Placer de volver a verla ha vuelto a Madrid por tercera vez después de una exitosa Gira por toda España, ¿cómo os ha recibido la capital?
B. Madrid es nuestro público. Siempre hemos tenido mucha suerte porque hemos llenado el teatro allá donde hemos ido, pero nos encanta estrenar en Madrid porque nos consideramos de aquí y siempre nos ha tratado muy bien. Siempre lo hemos agradecido.

P. ¿Qué supone eso para un actor de teatro?
B. Estrenar en Madrid es un placer y un lujo, y si el teatro está lleno, mucho más. Te hace sentirte muy bien, porque vivimos de esto. Además alegra mucho que en Madrid haya tanta afición por el teatro.

P. Tu personaje, Nana, llena el escenario en cuanto entra. ¿Cómo es Nana?
B. Como todas las madres, ¡llena la casa! Es un personaje adorable y mágico y así lo sentimos en el libreto desde la primera vez que lo leí, cuando nos lo mandó el director y amigo Manuel González Gil. Es un personaje muy cotidiano, muy identificable. Y la relación que mantiene con su hijo es también muy cotidiana. Es un personaje que es muy persona.

P. Nana es exagerada hasta el extremo, ¿tú eres así?
B. (rie) Es una característica de todas las madres, siempre nos lo dicen. Mis hijas lo dicen de mí y yo se lo he dicho a mi madre infinidad de veces. Puede ser porque las madres vemos el peligro donde no lo hay, pero es algo que viene con la maternidad, que ves el peligro dos segundos antes de que pase.

P. ¿Qué te aporta ella a ti y tú a ella?
R. Me aporta muchísimas cosas, es un rito todas las noches. Crezco con ella como mujer, como madre, como actriz. Me aporta alegría porque es muy divertida. Es un personaje muy claro que no supone contradicciones, porque ella es así, lo que hace que el público reconozca en ella a su madre. Nana te resuena en el corazón porque está hecha de recuerdos, y todos tenemos recuerdos de nuestras madres y de lo que plantea la función en cuanto a la relación madre hijo.

P. Nana tiene una relación muy especial con su hijo pequeño. ¿Qué tiene de realidad en cuanto a la relación madre-hijo?
B. Los personajes tanto de Nana como de Miguel, desde niño, están llenos de colores, y también un poco ese es el secreto. Es también lo que hace que el público los sienta conocidos.

P. En la obra se habla de esa ‘cuarta pared’ que supone el público para los actores. ¿Cómo te enfrentas tú a esa cuarta pared?
B. (rie) No me enfrento, intento siempre ponerlo de mi lado. Esto depende mucho de la obra. En algunas tienes que emplear más la técnica pura y dura que en otras. En este caso la cuarta pared casi desaparece porque estás en continua interacción con el público, y este está presente en toda la obra, su energía te llega al escenario continuamente.

P. En la obra, tu hijo, interpretado por Miguel Ángel. Solá, va creciendo y madurando, y siendo muy jovencito devora libros y obras de teatro. La tendencia no es precisamente que los jóvenes vayan al teatro, ¿cómo les animarías? ¿Qué les dirías para que vinieran a ver Por el Placer de Volver a verla?
B. Yo creo que cada vez se está yendo más al teatro. En Madrid, todas las salas pequeñas, alternativas, están teniendo una calidad de teatro fantástica, los precios son más bajos para la gente joven. Hay mucha oferta y el precio no es impedimento para que los jóvenes vayan al teatro. Hay una tendencia que yo he visto cambiar en los últimos años y es que la gente joven va cada vez más al teatro, y esto es fantástico.

P. La obra engancha desde el primer momento, que os enganchó a vosotros para decidiros a interpretarla? Incluso habéis participado en su adaptación junto al director Manuel González Gil.
B. Tenía mucho de la emoción y la sensibilidad que a nosotros nos gusta interpretar en el teatro. Tiene también mucho de teatro comercial y de calidad, dos conceptos que no tienen por qué estar peleados. La obra anterior, El Diario de Adán y Eva, había dejado el listón muy alto, por lo que necesitábamos una obra que tuviera algo que ver con ella en cuanto a la emoción y el humor, y esto lo encontramos aquí. Luego también nosotros le dimos nuestro sello personal, respetando siempre al autor, Michel Trembley, que hizo este maravilloso texto para tener a su madre con él todas las noches.

P. Con El Diario de Adán y Eva estuvisteis en Argentina y posteriormente en España. ¿Cómo es allí el público? ¿Echáis de menos Argentina?
B. Siempre se echa de menos. Argentina tiene una calidad teatral impresionante, que en España hemos tardado en valorar, pero que ahora por fin se aprecia aquí su teatro y su cine.

P. Has hecho cine, televisión y teatro. ¿Con que te quedas? ¿Que supone un mayor reto para ti?
B. La vida me está marcando mucho más el hacer teatro. Para mí, una vez que pruebas el teatro, una vez que te has subido a un escenario, es una experiencia inolvidable.

P. En una palabra, ¿Qué es el teatro para ti?
B. Es un compromiso

P. Próximos retos
B. Hay muchos retos. Solá va a empezar a dirigir una obra y me ha elegido a mí entre el reparto, algo que me llena de orgullo.

P. ¿También en Madrid?
B. Estrenaremos en Avilés de la mano de Antonio Ripoll, que da mucho por el teatro y ayuda a que los estrenos sean allí y luego volveremos a Madrid.

P. Llevas años trabajando con tu marido, ¿ventaja o desventaja?
B. Una ventaja absoluta, sin duda. Somos dos personas que amamos el teatro, además creo que quien rechace trabajar con Solá está totalmente loco, y yo estoy muy cuerda (ríe). Además llevo muchos años aprendiendo de él, creo que es un sabio como actor.

P. ¿Hasta cuándo podemos veros en el Teatro Amaya?
B. Hasta el 3 de julio, improrrogable.

7 Comentarios

  1. Es una función inolvidable y sus actores son grandísimos actores. La he ido a ver tres veces y en cada una de ellas la emoción terminó por ganarme la partida. He reído y llorado a gusto y placer de sus poderosas interpretaciones. Y he vuelto, mucha gente ha vuelto a verles. Me gustaría decirle a la sra. Oteyza que sus palabras son el reflejo de su alma, la he visto también en el diario de Adán y Eva (de antología) y sólo una gran persona puede comunicar como comunica ella, dentro y fuera del escenario. Mi enhorabuena también a ese monstruo que tiene por marido.
    Disculpad, los jóvenes, yo lo soy, deberíamos tener un compromiso absoluto con el teatro. Y éste tipo de teatro ayuda a que eso ocurra. Esta gente habla de lo que nadie habla: de sentimientos profundos como el amor incondicional, tema éste que goza de muy poca promoción en nuestras vidas, y así nos va.

  2. Estupenda noche de teatro, emocionante, sincera, de buen gusto, alegre y triste, pero llena de vida y de cariño, y de ternura y de imposibles posibles. Madre e hija nos hemos ido del teatro caminando, caminando, caminando, abrazadas; tarde- noche ideal para darse cuenta de cuánto hay que agradecer. Estamos vivas, sanas y queriéndonos y perdonándonos las tonterías del aprender a ser madre y del aprender a ser hija. No es que recomiende la función; es que hay cosas, muy pocas, que tendrían que ser obligatorias. Ir al teatro y participar de un encuentro así, es una de ellas. No os perdáis vuestro disfrute. Ideal para Ir con hijos adolescentes y con madres. Angelines

  3. Me encanta esta mujer y todo lo que hace en teatro es notable. Tiene un estilazo que ya no se estila. Tanto en Adán y Eva como en esta última, maravillosa, me ha deslumbrado. Hace reír y llorar con una sencillez y una facilidad que ya quisieran las de nombre aquí. Me gustaría verla en cine y en televisión pero no se prodiga demasiado. ¿Sólo le interesan sus propias producciones? Bueno, me alegra el haberla encontrado aquí en La Huella Digital, muy bonita entrevista por cierto.

  4. Vi la obra y es una maravilla. Y ella también lo es. Tanto en Adán y Eva como Por el placer de volver a verla (también la he visto en El perro del hortelano, excelente), Blanca Oteyza lo ha hecho tan bien que se ha convertido en una de mis actrices preferidas. Es una pena que, como dice Mónica no aparezca con mayor frecuencia en cine sobre todo. Bonita entrevista.

  5. Deliciosa actriz y dueña de un porte y unos modales no comunes en nuestra España. La he visto actuar en varias ocasiones, en teatro, cine y tv, y ha despertado mi curiosidad en algún reportaje por su simpatía, sinceridad y convicciones que aquí también se ven reflejadas. En Por el placer de volver a verla (en dos ocasiones aunque no descarto una tercera antes de que baje de cartel), me ha conmovido seriamente. En El diario de Adán y Eva, de Mark Twain, la vi tambien, cinco veces, y no me canso de decir que es lo mejor que he disfrutado en teatro en mi vida. Si a esto se suma que en ambas obras, además, figura como autora, adaptadora y productora, su mérito es enorme. Que la vida le de todo lo mejor porque esta mujer nos da de sí todo lo mejor. Y me sumo al deseo de verla en pantalla con más continuidad, si ese fuera también su deseo. Con cariño, Jorge Moya Arévalo

  6. Es de destacar el crecimiento permanente de esta actriz, que, además, posee una aguda inteligencia y una capacidad de transmitir las emociones absolutamente inusual. Por otra parte, soy vecina del teatro y me alegra el que se hayan animado a subir el listón de sus espectáculos porque jamás el Amaya puso en su escenario otra función de esta envergadura y calidad. Enhorabuena por la entrevista, y a Blanca Oteyza, comunicarle mi incondicional respeto y admiración.

Dejar respuesta