¡Pon un galgo en tu vida!

0
304

Estos perros están de moda y se refleja en las calles de las principales ciudades de España.

DSC_0242 (2)Hace años ver esta raza pasear de la mano de su dueño era de lo más extraño ya que solo se vinculaba al campo. Sin embargo, en la actualidad el galgo se ha convertido en el animal perfecto para muchos de los habitantes de la urbe por su tranquilidad y excelente carácter. A diferencia de lo que creen la mayoría de las personas que desconocen a los galgos, tienen un carácter amable, cariñoso, aunque no necesitan la atención de su dueño en todo momento, tienen un toque de ser solitario. Requieren un ejercicio obligatorio todos los días, debido a su constitución y a que son atletas, pero si esa necesidad está satisfecha, dormirán como angelitos el resto del tiempo.

La mayoría de los galgos adoptados provienen de protectoras o perreras. Muchos de ellos dejan atrás un episodio de su vida que querrían borrar de sus mentes para formar parte de una familia que les acoge con ganas de hacerles felices. La concienciación de la sociedad con la necesidad de adoptar ha evolucionado a pasos agigantados. ¿Para qué comprar un cachorro si hay cientos de perros en las perreras y protectoras buscando un hogar?

Según Cristina García Moreno, presidenta de Galgos sin fronteras, cuando comenzaron a realizar procesos de adopción, la mayor demanda de galgos procedía del extranjero, “sobre todo, Francia, Bélgica, Alemania y, en menor medida, Italia”. Sin embargo, esta tendencia se ha invertido en los últimos años, y actualmente la mayor parte de los galgos se queda en España. “La sociedad cada día está más concienciada con la complicada vida de los galgos”, se muestra esperanzada.

Aunque las cifras no son exactas y no se podría calcular el número de galgos que son abandonados al año, debido a la falta de identificación, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) estima el número de delitos relacionados con estos canes en 1.838 en 2014, mientras que las asociaciones animalistas apuntan más de 50.000, una cifra que los agentes consideran absolutamente desorbitada.

Por lo que se refiere en concreto a la Comunidad de Madrid, el Seprona registró en 2014 un total de 218 galgos afectados por alguna infracción penal o administrativa relacionada con esta raza: 21 de estos perros fueron abandonados por sus propietarios; 3 resultaron heridos tras una paliza propinada por sus dueños; 6 fueron transportados ilegalmente; 62 fueron hallados en condiciones higiénicas o sanitarias inadecuadas; y otros 126 carecían del microchip identificativo obligatorio, no estaban registrados en el Ayuntamiento correspondiente o no habían sido vacunados correctamente. Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía son las cuatro comunidades con mayor número de delitos de este tipo.

Desde el 1 de enero de 2014, 160 galgos de los trasladados al Centro de Protección Animal han sido adoptados por particulares y, sobre todo, por las asociaciones protectoras. “Hay muchísima demanda, tanto de las protectoras como de las familias, en adoptar galgos” asegura la jefa de la Unidad Técnica del Centro de Protección de Animales.

¿Estás pensando en comprar un perro? Quítatelo de la cabeza y… ¡Anímate a adoptar!

Fotografías: Melisa Vara

Dejar respuesta