Política y Deporte. Un matrimonio de Conveniencia

0
141

Bernie Ecclestone ha anunciado un nuevo gran premio de Fórmula 1 en Valencia desde el 2008 hasta el 2010. Pero tiene una condición: la victoria de un partido político determinado. Podríamos preguntarnos si existe una relación entre deporte y política. La respuesta, sin ninguna duda, sería sí.

El miércoles a última hora de la tarde recibíamos una noticia genial: Valencia acogerá el año que viene un Gran Premio de Formula 1. Es, sin duda, una gran noticia para el deporte español poder tener dos carreras de F1 en su territorio. Pero la sorpresa llega a la mañana siguiente. Ecclestone, el gran jefe de Fórmula 1 y casualmente amigo del ex presidente Jose María Aznar, anuncia que esta celebración está condicionada a la victoria del Partido Popular en las elecciones a la Generalitat Valenciana que se celebrarán el 27 de este mes de mayo. Esto puede estar vinculado con la relación como socios que tienen el presidente de la Fórmula 1 y el yerno del ex presidente español, Alejandro Agag, aunque Ecclestone lo ha negado.

Por supuesto las reacciones no se han hecho esperar y, por ejemplo, desde el partido socialista lo califican de “chantaje intolerable”. La tormenta política levantada se ha ido calmando después de que el dueño de la F1 diera marcha atrás y explicara que lo que quiso decir es que el contrato lo firmaría después de las elecciones.

Por tanto, los primeros días de campaña electoral han venido marcados por el deporte. Pero esto no sólo ocurre en esta situación. El deporte siempre ha estado ligado a la política. Ya hace 40 años, cuando el régimen franquista quiso dar una imagen de aperturismo, utilizó el deporte y, más concretamente, las victorias europeas del Real Madrid, para dar esta imagen en el resto de Europa.

En la actualidad, el deporte no sólo se utiliza como reclamo electoral. Uno de los últimos casos ha sido el apoyo del jugador del Fútbol club Barcelona, Oleguer Presas, a causas que giran en torno a la independencia catalana. No obstante, resulta curioso que en alguna ocasión se ha incorporado a las concentraciones de la Selección Española, aunque no ha llegado a debutar con la elástica roja. Siguiendo la misma línea política, en el mes de abril, en el mundialito Benjamín de Portugal, los jugadores del Barça, con ocho años, se negaron a salir al campo mientras sonaba el himno de España, según ellos, “por órdenes del club”.

Pero la relación entre política y deporte va más allá ya que muchos deportistas cuando acaban su carrera deportiva se dedican a la política, eso sí, casi siempre relacionado con el deporte. Por ejemplo, el ex futbolista Gica Craioveanu se presentará en las próximas elecciones con el Partido Popular de Getafe (Madrid), para encargarse del área deportiva. También los atletas Fermín Cacho y Abel Antón son concejales de deporte en Andujar (Jaén) y Soria, respectivamente. Otros ejemplos son la entrada en listas electorales de Marta Domínguez y Manuel Martínez.

Siempre habíamos sabido que ámbitos como la cultura estaban muy ligados a la política pero en los últimos años las ideas son la base de las actuaciones de muchos deportistas.

Fuentes texto:
http://www.marca.com
http://www.20minutos.com
http://www.cadenaser.com
Fuentes fotografía:
http://www.elperiodicoextremadura.com
http://www.eljueves.es
http://www.elmundo.es

Dejar respuesta