Playoffs NBA 2012 (I): Conferencia Oeste

0
63

Por fin están aquí. Tras 66 partidos de temporada regular, empieza lo bueno. Los 16 mejores equipos de la NBA se juegan el todo por el todo para lograr el premio al que todos aspiran, pero sólo unos pocos alcanzan: el anillo de campeón. Los primeros emparejamientos en la Conferencia Oeste prometen emoción en cada partido.

¿Reeditará Dirk Nowitzki el título con los Dallas Mavericks?

San Antonio Spurs (1) – Utah Jazz (8). A priori es el choque más desequilibrado de la primera ronda, como demuestra la gran diferencia en el balance de victorias y derrotas de ambos equipos. Los Spurs se presentan en los playoffs con el mejor record del Oeste y presentando candidatura al anillo gracias a un Tony Parker en el mejor momento de su carrera, un Tim Duncan muy descansado y mejor físicamente que el año pasado, un Manu Ginobili cada vez más fino y el banquillo más completo y profundo de la NBA. Todo ello, dirigido por el máximo favorito al premio de entrenador del año y, para muchos, el mejor entrenador de la NBA tras la retirada de Phil Jackson, Gregg Popovich.

Por otra parte están los Utah Jazz, un equipo muy joven y sin complejos cuyo objetivo -entrar en playoffs– ya está cumplido, así que jugarán sin nada que perder y mucho que ganar. El punto fuerte de este equipo es el juego interior, pues cuenta con una batería de cuatro hombres altos que serían titulares en casi cualquier equipo de la liga, peleones y con calidad en ataque. Además, disfrutan de uno de los bases más rápidos de la liga, Devin Harris, y con el prometedor Gordon Hayward, alero de 2,05 metros capaz de subir la bola, penetrar, asistir, anotar desde fuera y defender a gran nivel.

Oklahoma City Thunder (2) – Dallas Mavericks (7). La que fue final de conferencia el año pasado se convierte esta temporada en choque de primera ronda de playoffs, aunque esta vez los favoritos para pasar el cruce son los de Oklahoma. Los Thunder se presentan como máximos candidatos al anillo en el Oeste, a pesar de tener un balance inferior al de los Spurs, gracias a la calidad de sus dos estrellas: Russell Westbrook, que se ha convertido en uno de los cinco mejores bases de la liga, y Kevin Durant, que ha logrado ser el máximo anotador de la competición por tercer año consecutivo, hazaña que no se lograba desde la época de Michael Jordan. A la mezcla se suma el más que seguro sexto hombre del año, James Harden, y la intimidación del ala-pívot de la selección española Serge Ibaka, máximo taponador de la liga y candidato a defensor del año.

En cuanto a los Mavericks, llegan a los playoffs tras una temporada repleta de altibajos, según muchos analistas a causa de la “resaca del título”. Aparte de la relajación que puede haber producido en los veteranos el anillo conseguido, también hay que tener en cuenta el hueco que ha dejado en la posición de pívot la marcha de Tyson Chandler a los New York Knicks. Sin embargo, los de Dallas siguen siendo los campeones, y en el pasado ya se ha demostrado que, como señaló el mítico entrenador Rudy Tomjanovich, “nunca hay que subestimar el corazón de un campeón”.

Los Ángeles Lakers (3) – Denver Nuggets (6). Una de las mejores defensas de la NBA (Lakers) se enfrenta al mejor ataque de la NBA (Nuggets) en un choque de estilos que promete ser muy divertido. El equipo de Pau Gasol llega a los playoffs con pretensiones de título para silenciar las voces que hablan de fin de ciclo. Para ello cuentan con, seguramente, la mejor dupla interior de toda la NBA, formada por Andrew Bynum y el propio Gasol, y con el que tal vez sigue siendo el mejor jugador de la liga, el genial Kobe Bryant, que tras su lesión ha mejorado exponencialmente el ataque de los angelinos.

Los Nuggets, por su parte, llegan a la fase final sin mayores pretensiones que las de seguir creciendo y pasárselo bien. Sus mejores bazas son la velocidad y el tiro exterior, jugando a tirar rápido y bien. Cuentan con un equipo muy profundo y una de las mejores parejas de bases de la NBA, la compuesta por Ty Lawson y Andre Miller, conjugando perfectamente juventud y desparpajo con veteranía y tranquilidad. Los Lakers parten como favoritos, pero los Nuggets tienen más posibilidades que las que muchos aficionados les otorgan.

Memphis Grizzlies (4) -Los Ángeles Clippers (5). Para muchos, esta es la eliminatoria más equilibrada de esta primera ronda, lo cual asegura una serie larga y emocionante. Los de Marc Gasol llegan en el mejor momento del año, con todos sus jugadores disponibles y realizando un juego muy físico y duro en defensa, lo que sumado a su potente juego interior y a la variedad de opciones con las que cuentan por fuera hacen de estos Grizzlies uno de los equipos llamados a dar la sorpresa en los playoffs.

En cuanto a los Clippers, la llegada de Chris Paul ha llevado a uno de los “pupas” históricos de la NBA a jugarse el campeonato de división con los Lakers. Sus bazas más importantes son el físico portentoso de sus dos interiores, DeAndre Jordan y Blake Griffin, y especialmente la calidad de su superestrella Chris Paul, en cuyos hombros descansan todas las posibilidades de su equipo de hacer algo grande. Aunque es complicado dar un pronóstico, los favoritos deberían ser los Grizzlies, ya que cuentan con una plantilla mucho más profunda que la de los Clippers.

(Mañana, segunda parte del reportaje, con los emparejamientos correspondientes a la Conferencia Este).

Fotografía: Glenn James/Getty Images

Dejar respuesta