Playoffs NBA 2012 (II): Conferencia Este

1
89

Los ‘playoffs’ de la NBA en la Conferencia Este se presentan con varios equipos a tener en cuenta, no sólo para alcanzar la final de conferencia, sino para asaltar el título de campeones de la NBA, actualmente en posesión de los Dallas Mavericks. Miami Heat, Chicago Bulls y Boston Celtics tienen la historia y la calidad suficiente para imponerse, aunque no se debe quitar ojo a tapados como New York Knicks o Indiana Pacers.

Kevin Durant busca su consagración definitiva ganando el anillo

Chicago Bulls (1) – Philadelphia 76ers. El cruce a priori más desequilibrado puede ser más complicado de lo que parece para los Bulls. Los Sixers ya han vencido a Chicago esta temporada, y durante la primera mitad de la temporada mostraron una de las mejores propuestas de juego de la NBA, defendiendo a gran nivel y siendo uno de los mejores equipos al contraataque gracias a la potencia física de gente como Andre Iguodala y Jrue Holiday. Sin embargo, tras ese buen comienzo (20-9 fue su balance inicial), los Sixers cayeron repentinamente en desgracia, venciendo solo 16 partidos y perdiendo los otros 21.

Los de Chicago, por su parte, se presentan en los playoffs con el mejor record de la NBA y como uno de los favoritos al título. A pesar de que las lesiones no han permitido que los Bulls cuenten con el quinteto titular al completo en casi toda la temporada, los de Tom Thibodeau han sido capaces de sobreponerse gracias a su defensa asfixiante, su dominio bajo tableros (son el equipo que más rebotes coge por partido) y el acierto de su banquillo. Para vencer a los Sixers debería de bastar, pero para hacerse con el título necesitarán sobreponerse a la rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda de la estrella del equipo, Derrick Rose, quien se perderá las series por el anillo y los Juegos Olímpicos de Londres.

Miami Heat (2) – New York Knicks (7). Sin duda, el choque más mediático de la primera ronda. Tras una temporada muy por debajo de las expectativas, los de Nueva York han encontrado su juego justo a tiempo para los playoffs bajo la batuta de su nuevo entrenador, Mike Woodson. Sus bazas más importantes son la intimidación defensiva de Tyson Chandler, la defensa exterior de Iman Shumpert (con la que no podrán contar tras la grave lesión que sufrió en el primer partido de la eliminatoria), el acierto exterior de su banquillo y, cómo no, la anotación de Carmelo Anthony, sobre todo ahora que Amar’e Stoudemire está tocado físicamente.

Por su parte, los Heat se han colocado con la segunda plaza de su conferencia -sin esforzarse demasiado- a pesar de una temporada plagada de lesiones para Dwyane Wade y de un año horrible de Chris Bosh. Todo ello gracias a un LeBron James pletórico, que tiene todas las papeletas para hacerse con su tercer MVP de la temporada. La potencia del ‘Big Three’ de Miami les hace favoritos obligados para este partido y para el triunfo final, pero los Knicks no se lo pondrán fácil.

Indiana Pacers (3) – Orlando Magic (6). Este cruce, que podría ser muy interesante, queda descafeinado a causa de la baja por lesión del pívot de Orlando Dwight Howard. Sin la fuerza intimidatoria y el poderío interior de su estrella, los Magic no deberían de ser ningún problema para unos Pacers que han hecho un año tremendo y que podrían ser la sorpresa de estos playoffs, pues tienen el estilo de juego idóneo para las eliminatorias: solidaridad en ataque y defensa asfixiante. Además, jugar sin presión podría ser un beneficio añadido.

Boston Celtics (4) – Atlanta Hawks (5). Como señala la posición parecida de ambos equipos, este debería ser el cruce más igualado. Los Celtics llegan al mes de mayo en el mejor momento de la temporada, ganando casi todo lo que han jugado después del All Star y recuperándose de un mal inicio. Decisivos para esta transformación han sido la explosión del escolta Avery Bradley (que ha demostrado ser un jugador tremendamente inteligente y muy duro en defensa), el movimiento de Kevin Garnett hacia la posición de pívot y el estado de forma pletórico de Rajon Rondo, que ha firmado unas cifras de asistencias que no se veían desde John Stockton.

Por su parte, Atlanta llega a la postemporada sin complejos y con un buen resultado a pesar de la ausencia durante casi todo el calendario regular del pívot Al Horford, que podría volver para estos partidos claves. Sin Horford, ha dado un paso adelante Josh Smith, quien ha demostrado ser uno de los jugadores más completos de la liga, tanto en ataque como en defensa. Como siempre, la mayor parte de la carga anotadora pasará por las manos del escolta Joe Johnson. En el papel debería de ser una eliminatoria igualada, pero si juegan como han jugado últimamente, los Celtics tienen todo para hacerse con la eliminatoria.

(Consulta la primera parte del reportaje, correspondiente a los emparejamientos de la Conferencia Oeste).

Fotografía: Keith Allison

1 Comentario

Dejar respuesta