Piensa – Aliméntate – Ahorra

0
147

Este es el lema que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha elegido este año para concienciar a la sociedad.

Fuente: Flickr.com
Fuente: Flickr.com

El pasado 5 de junio se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. Cada año se elige un tema diferente para ayudar a que el mundo tome conciencia de la grave situación del planeta tierra. Este año gira en torno a la cantidad de alimentos que se desperdician anualmente y a la barbaridad que esto supone, sobre todo teniendo en cuenta que actualmente hay millones de personas que se mueren literalmente de hambre.

La FAO, Food and Agriculture Organization of the United Nations, ha informado de que anualmente más de 1,3 billones de toneladas de comida se desperdician y que esto equivaldría a la producción alimentaria de todo el África Subsahariana. Es por eso que la PNUMA ha propuesto el lema “Piensa.Aliméntate.Ahorra” para hacer recapacitar a la población sobre la importancia de valorar lo que significa tener un plato sobre la mesa. Que un tercio de la comida producida en todo el mundo acabe en el contenedor de basura debería ser suficiente para abrirnos los ojos.

Conscientes de la grave situación se han organizado, tanto a nivel nacional como internacional, todo tipo de actividades relacionadas con este tema. El reto es hacer reflexionar sobre la salvajada que supone el no aprovechamiento de estos alimentos. En los países con un nivel de ingresos medio o alto, el mayor desperdicio se produce en la fase final del proceso productivo. Con esta información en la mano parece imprescindible meditar sobre la educación que deberíamos ofrecer en estos países puesto que podríamos conseguir unos resultados muy diferentes a los que tenemos actualmente. 

Hay que tener en cuenta que el impacto que los desechos alimenticios causan no es solo financiero. Para la producción de la mayoría de los alimentos se utilizan todo tipo de fertilizantes y pesticidas que dañan el medio ambiente. Igualmente se contamina con el trasporte de estos alimentos, ya que la utilización de gasolina del vehículo genera metano, uno de los gases más dañinos para el efecto invernadero y el cambio climático. Se calcula que este gas es 23 veces más potente que el dióxido de carbono.

La Asamblea General de Naciones Unidas fue quien propuso la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente en su Resolución XXVII del 15 de diciembre de 1972. Desde entonces se celebra todos los 5 de junio y cada año un país se encarga de ser el anfitrión de la fiesta. Este año ha sido el turno de Mongolia que  ha mostrado su implicación mediante su presidente, Tsakhia Elbegdorj, quien durante su mandato ha promovido una ley para disminución de la contaminación del aire, para evitar de este modo el uso del carbón. A todo esto hay que sumar la intención de hacer un uso eficiente de la energía con la iniciativa de establecer un satélite para limitar la quema de carbono y no podemos olvidarnos que ha sido el creador de un nuevo impuesto sobre contaminación del aire en regiones de Ulaanbaatar.

En definitiva esta iniciativa nos anima a todos a actuar de un modo consciente y responsable, intentando hacernos recapacitar sobre la importancia de las pequeñas decisiones diarias y como pueden contribuir a reducir el volumen de desechos, a ahorrar dinero o a disminuir el impacto ambiental. Es por ello que a lo largo del día se realizan todo tipo de actividades relacionadas con el medio ambiente como pueden ser: concentraciones en las calles, actuaciones o conciertos en directo, ensayos, discursos, pequeñas acciones en colegios y escuelas, plantaciones de árboles o campañas de reciclaje entre muchas otras cosas.

Dejar respuesta