Periodistas contra el inmigracionalismo

0
133

El pasado mes de febrero Red Acoge presentó “Inmigracionalismo”, un informe que pretende poner el foco en las informaciones que se vierten en los medios de comunicación sobre las personas inmigrantes y buscar vías de mejora para dejar de lado el sensacionalismo en las noticias.

Red Acoge“El buen periodismo huye del sensacionalismo para ofrecer una información veraz y ajustada a los hechos. Sin embargo, de forma casi inconsciente, se cuela en las noticias que tratan la inmigración una serie de expresiones y planteamiento que son en sí mismos una forma de sensacionalismo. A este sensacionalismo en las noticias sobre inmigración, lo llamamos Inmigracionalismo”.

Son palabras de Red Acoge, una federación de la que forman parte casi 20 organizaciones, centrada en defender los derechos y trabajar por la integración de las personas inmigrantes. Esta federación ha puesto en marcha “Inmigracionalismo.org” un movimiento para acabar con el sensacionalismo en las noticias sobre inmigración y que pretende hacer una llamada de atención a todas y todos los periodistas para que dejen de lado los tópicos y el miedo.

Red Acoge ha publicado además un informe en el que ofrecen un análisis del tipo de prácticas llevadas a cabo por los medios de comunicación en materia de inmigración que contribuyen a fomentar el rechazo y el miedo. Estas prácticas se agrupan en varias categorías. Por un lado se encuentran aquellas noticias que por el tipo de redacción y vocabulario utilizado generan alarmismo ante el proceso migratorio. El alarmismo puede estar causado por la cantidad de inmigrantes, por su supuesta violencia, su incapacidad de integrarse o su uso desmedido de nuestros recursos. Titulares como: “La avalancha de 700 inmigrantes se salda con 57 heridos, 30 en el lado español y 27 en el marroquí” o “Reanudan la búsqueda de cadáveres en Ceuta tras el asalto masivo de inmigrantes el pasado jueves”.

Otra de las prácticas está relacionada con la criminalización del proceso migratorio mediante la asociación de la inmigración con la delincuencia y la figura del inmigrante con una persona que roba y vive al margen de la ley. Red Acoge también destaca que en muchas ocasiones se menciona de manera injustificada la nacionalidad de los protagonistas de las noticias cuando, la mayoría de las veces, es un dato que no aporta más información. Por ejemplo: “Fallece un hombre arrastrado por una ola cuando paseaba por el puerto de Ondarroa. El hombre de 43 años y de origen senegalés…”. Otro de los usos incorrectos está relacionado con la expresión “inmigrantes ilegales”, ya que tal y como destacan, ilegal puede ser una acción, pero no un sujeto y con su uso se traslada continuamente el concepto de “delictivo” y “fuera de la ley”. De esta forma, sería más correcto hablar de “inmigración irregular” o “inmigrantes en situación irregular”.

[vimeo width=”400″ height=”240″]https://vimeo.com/115427889[/vimeo]

Todas estas informaciones y prácticas fomentan la creación de estereotipos sobre las personas inmigrantes. A menudo se les despoja de su identidad y se las presenta como una masa homogénea. Sin embargo, cada persona que se aventura a dejar su país de origen para intentar buscar una vida mejor fuera de sus fronteras cuenta con una historia tras de sí, una familia, unos sueños y aspiraciones. Son, antes de inmigrantes, personas.

Según el barómetro del CIS de noviembre de 2014 recogido por dicho informe, la inmigración era percibida como un problema para más personas que otros asuntos tales como la violencia contra la mujer, — a pesar de que ésta última se cobra la vida de una media de 50 mujeres al año — la calidad del empleo, los desahucios o el fraude fiscal.

Los medios de comunicación ofrecen una pequeña porción de la realidad, muchas veces una porción muy distorsionada. Desde Red Acoge destacan la importancia de “contextualizar la información y buscar la raíz del conflicto”, lo que lleva a interesarse por las personas “como individuos y no como parte de una colectividad homogénea”.

Periodistas y medios de comunicación deben asumir su compromiso de servicio público, informar con honestidad y no contribuir con sus informaciones a generar miedo, estereotipos dañinos y violencia.

 Imágenes: Red Acoge

 

Dejar respuesta