Periodismo enfocado, la apuesta por una profesión que fomenta el cambio social

0
361

El periodismo que alienta, comprometido con la gente y el cambio social tuvo su cita más crítica con la ciudadanía durante la noche de ayer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Los Premios Enfoque, convocados por la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España y tres grupos de investigación de Universidades públicas, demostraron en su segunda edición que las historias de la gente, los problemas de la sociedad, tienen cabida en nuestro país.

Periodistas enfocados H
Premiados en la categoría “Periodistas enfocados”. De izquierda a derecha, Ignacio Escolar, Iñaki Gabilondo y Jordi Évole.

Cuando el periodismo lo era “a secas”, sin adjetivos que describieran una labor nacida desde el pueblo y para el pueblo, parecíamos no estar condenados a la insustancialidad de los diarios. En el panorama mediático español, algunos medios, programas y periodistas desatienden a ciudadanos y ciudadanas a la vez que demuestran a la sociedad no estar desempeñando la profesión que vocean, mientras otros se comprometen con “el respeto de la dignidad humana, la equidad de género, el cuidado medioambiental y la lucha contra la injusticia y la discriminación”. Esta proliferación de periodismo ha obligado a la ciudadanía a distinguir uno y otro y apuntar al periodista, medio o programa como un conductor Enfocado o Desenfocado en la cobertura realizada en relación con los derechos humanos y la denuncia de irregularidades o injusticias.

Carmen Mayordomo e Iván Ugalde amenizaron la entrega de unos premios muy especiales para sus galardonados; una gala distendida con proyección audiovisual, canto y baile que hizo posible el cara a cara de los referentes de la pequeña pantalla, la radio y la prensa, y el público crítico con lo que hacen: periodismo. ¿Es el periodista ajeno a los problemas de la sociedad? Esta y otras preguntas motivaron una iniciativa que tiene el objetivo de mejorar la calidad democrática de nuestro país.

En primer lugar, el silencio de África y la gestión del Ébola en los medios de comunicación fueron criticados con fuerza, así como se destacó en torno a ello el buen hacer de las radios comunitarias y las asociaciones sin ánimo de lucro. Finalmente, reconocidos en las distintas categorías encontramos a los finalistas del medio más enfocado y desenfocado: La Sexta, Eldiario.es y Público.es por un lado, y 13tv, Intereconomía y La Razón, por otro. La lupa especial del público al medio más enfocado ha sido concedida al Eldiario.es, mientras que La Razón, con sonoros abucheos, recibió el primer lugar del desenfoque.

Gabilondo e Ignacio Escolar.
De izquierda a derecha, Iñaki Gabilondo e Ignacio Escolar.

En la categoría de “Espacios enfocados” destacaron El Intermedio, La Tuerka y Salvados, recibiendo el programa de Jordi Évole la mención especial del público, quien no pudo asistir a la gala por estar trabajando fuera de Madrid. Los abucheos también fueron considerables para El Cascabel, El gato al agua y Mujeres y Hombres y viceversa.

La categoría correspondiente a los galardonados por desempeñar una actividad periodística enfocada fueron para: Ignacio Escolar, Iñaki Gabilondo y Jordi Évole, donde este último se alzó con la mención especial del público. Mientras unos destacaron la humildad en la proyección audiovisual, para Gabilondo “lo importante es ser honesto y saber en qué dirección se navega”. Evocando a Séneca, el periodista recordó que “no hay vientos favorables para el que no sabe a donde quiere ir. Un caso típico en España. Cuando no hay rumbo no hay nunca vientos favorables. Y el rumbo es el hombre, la mujer, la gente”. Así como critica el pensamiento intolerable y destructivo que gira en torno a la “juventud sin futuro”, sentenciando que no lo permitiría. En su intervención, Escolar también se mostró crítico y reivindicativo, quien agradeció estar entre los premiados: “Si no contamos las cosas, es muy difícil que las cosas cambien”.

De izquierda a derecha, Ana Pastor y Angels Barceló.
De izquierda a derecha, Ana Pastor y Àngels Barceló durante la intervención de Olga Rodríguez.

En la pasada edición, no encontramos ninguna mujer entre las premiadas, donde evidenciamos “un periodismo enfocado, pero sin enfoque de género”. El reconocimiento a las mujeres periodistas y los problemas que se presentan a la hora de desempeñar su labor fue reivindicado por numerosas voces de la ciudadanía. Debido a ello, este año la categoría periodistas enfocadas dio pie a una de las partes más sensibles de la gala, reivindicativa, crítica, humana y con profesionales de la talla de Àngels Barceló, Ana Pastor y Olga Rodríguez, quienes resultaron finalistas en dicha mención. La lupa especial del público fue para la presentadora de El Objetivo, Ana Pastor, quien aprovechó su intervención para hacer una petición a los estudiantes y periodistas: “No os rindáis. Este país sólo puede ser más decente si los periodistas somos más decentes y si somos parte de la solución y no del problema como hasta ahora”.

Para Olga Rodríguez es momento de cambio y “el periodismo es la herramienta fundamental para cambiar las cosas. La información es un derecho fundamental, no nos olvidemos de ello. Tenemos una obligación moral, no solo profesional, de contribuir a un cambio tan necesario y tratar de no ser un sujeto pasivo acomodado que trata por igual a opresores y a oprimidos (…) porque hay épocas en las que toda indiferencia es criminal”.

A diferencia de Rodríguez, Barceló no criticó que los medios cotizaran en Bolsa, diferenciando el periodismo bueno y malo desde la propia persona: “Nadie puede decir nada si lo que haces es periodismo. Defiendo el periodismo de los que tienen dinero y no tienen dinero. Yo me planteo por las noches si el público ha entendido lo que yo quería enseñar y mostrar. Un premio que eligen los ciudadanos me demuestra que sí, que ese esfuerzo por no desenfocarte cada día tiene recompensa, y es la recompensa ciudadana”.

La Orquesta Solfónica, el colofón de la noche.
La Orquesta Solfónica, el colofón de la noche.

El broche final corrió a cargo de la orquesta Solfónica, surgida durante el 15-M, cuyos miembros fomentan también el cambio social desde otra óptica. Su música alentaba a los presentes haciéndoles creer -un poco más- que todo está por hacer y es posible.

Los Premios Enfoque, de carácter simbólico y con una amplia participación ciudadana, es una iniciativa promovida por la Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España y tres grupos de investigación de universidades públicas: Comunicación y Ciudadanía Digital de la Universidad de Cádiz; Desarrollo Social y Paz de la Universitat Jaume I de Castellón; y Comunicación y cambio social de la Universidad Carlos III de Madrid. También cuenta con el respaldo y apoyo de la Federación de Sindicatos de Periodistas.

Dejar respuesta