Perduran en Italia la inestabilidad y las protestas

0
99

Miles de manifestantes protestaron ante las primeras medidas que el gobierno de Enrico Letta ha decidido tomar. No son precisamente medidas de promoción de empleo, como el Primer Ministro prometió al inicio, sino sobre los impuestos de la propiedad. Los manifestantes salieron a la calle para exigir cambios.

FIOM. Uso de la foto autorizado por la misma FIOMDurante la jornada del sábado 18 de mayo miles de personas salieron a las calles de Roma para exigir al reciente Primer Ministro, Enrico Letta, que se centre en crear puestos de trabajo, tal y como prometió nada más tomar el cargo. Esta manifestación fue convocada por la Federación de Operarios Metalúrgicos (FIOM) y apoyada por otros sindicatos y fuerzas de la izquierda. Los manifestantes sostenían pancartas con lemas como “Necesitamos dinero para vivir” o “No podemos esperar más”. La manifestación  movió de la Plaza de la República hacia la Plaza de San Juan de Letrán.

Esta manifestación surgió como reacción ante la reunión del Consejo de Ministros del viernes. En esta reunión se aprobó un decreto ley que suspende el pago del impuesto de vivienda popular previsto para junio. También están considerando detener un aumento previsto en el impuesto sobre las ventas, que debe entrar en vigor en julio. Letta se comprometió a mejorar el empleo cuando llegó al poder como prioridad. Los manifestantes se quejaban de que las primeras acciones de Letta no parecen acordes con el discurso prometedor de su investidura, centrándose en cambio en cambio en la reforma de impuestos a la propiedad (el IMU en su sigla italiana), la cual Berlusconi presionaba amenazando con retirar a su partido de la coalición si Letta no eliminaba el impuesto de vivienda popular. Por eso Letta parece intencionado a ceder, preocupado por mantener la unidad de la coalición inestable de su gobierno.

Los manifestantes exigen un cambio a favor de la creación del empleo, mostrándose en contra de las políticas de austeridad y el alto desempleo. Ellos creen que el Primer Ministro debería enfocarse en la creación de puestos de trabajo, ya que la tasa de desempleo en Italia es del 11,5% en marzo y del desempleo juvenil del 38,4%. 

Al mismo tiempo, cabe mencionar que la confianza en el recién formado Gobierno ya está bajando. El viernes pasado el Instituto SWG hizo una encuesta que mostraba como el índice de aprobación había bajado desde comienzos de mes desde el 43% al 34%. El primer reto al que deberá enfrentarse Letta será reducir el desempleo, especialmente entre los jóvenes. Se trata de un problema que ha obligado a muchos jóvenes italianos a dejar el país. El segundo reto será una reforma política, postulando una serie de cambios en la Constitución italiana (como la reducción del número de legisladores) y, sobre todo, del actual sistema electoral.

Dejar respuesta