¿Perdió Toni Cantó su derecho a la vida por decir animaladas?

0
166

4DDABFB0-C264-4B16-B964-63DA85275540Quizás sea un poco tarde para la reflexión, o quizás no. Sea como fuere, la realidad es que continúa el berrinche de algunos grupos defensores de los animales ante las desafortunadas declaraciones de Toni Cantó sobre que los animales no tienen derecho a la vida.

Tal vez ese actor reconvertido a político que levanta tantas pasiones en ciertos colectivos de mujeres -pongásmole, de mediana edad, por buscar un grupo preferente y siempre desde el buen rollito–  y que se convirtió hace meses en héroe nacional por decir en el parlamento esa cruel realidad sobre el paro y los desahucios, se ha transformado en el diablo vestido de Prada. Y no es que lo esté comparando con éste por los cuernos y las patas de cabra -debo hacer hincapié en que no pretendo atacar ni al pobre diablo ni a la cabra-,  sino porque ciertos colectivos han saltado ante las duras palabras del sex symbol de UPyD en Twitter: “Los animales no tienen derecho a la vida ni a la libertad”.

Si partimos de esa base, ¿debemos quitarle esos derechos al señor Cantó por decir animaladas? En su favor debo ser comprensiva y entender que este hombre no tiene mascotas y, por tanto, dificilmente sentirá empatía hacia ellos. Quiero entender que nadie puede privar  a un ser vivo de su derecho a la vida, salvo la naturaleza. Que una gacela tenga que morir para que un león se pueda alimentar es una cuestión de la naturaleza y, en este caso, ganará el más fuerte (o veloz) pero la realidad es que utilizar animales para su tortura no es natural ni biológico. Díganme que matarán a una vaca para poder alimentarse y ahí entraremos a otro debate, porque, al fin y al cabo, el fin es la supervivencia; sin embargo, ver a un toro sufrir  y morir por una lucha “cuerpo a cuerpo”, actualmente, está obsoleto.

Una persona que no es sensible con un animal, jamás podrá serlo con una persona. Si nuestro sexy devil no es capaz de respetar la vida de un ser vivo, ¿podría velar por los intereses de los españoles si llegara alguna vez a gobernar?¿debemos fiarnos de un político cuya sensibilidad y empatía queda en entredicho? Si debemos hacer distinción entre seres humanos y animales, primero habrá que ser personas.

Dejar respuesta