Para los fans

0
187

El concierto de Londres, el telón final de la carrera de Michael Jackson, hecho realidad en el documental This is It. Los millones de fans que esperaban ansiosos la vuelta a los escenarios del Rey del Pop y que vieron truncado su sueño por su repentina muerte el pasado junio, pueden hacerse una idea de lo que hubiese sido la última puesta en escena de este genio de la música.
This is it es un documental emocionado. Un homenaje a Michael Jackson pero, sobre todo, a sus seguidores. Seguidores que van al cine vestidos como su ídolo. La mayoría, los más recatados, lucen camisetas que recuerdan alguno de los momentos de la vida del cantante: desde los Jackson 5 hasta el imposible concierto de Londres. Cuando empieza la proyección un silencio absoluto envuelve la sala. Parece, incluso, que el ruido que hago al comer mis palomitas retumba por todas partes. Parece que nadie respira. Miro alrededor y nadie quita ojo a la pantalla. Parecen extasiados. De repente, la primera canción y todos los espectadores vuelven a la vida.
El documental de Kenny Ortega muestra el esqueleto de los conciertos que Michael preparaba. Ortega enseña la selección de bailarines, las decisiones técnicas en cuanto a iluminación, sonido y pirotecnia. Asistimos a una proyección que obvia cualquier alusión al estado de salud del cantante durante el período de ensayo. No obstante, sobran las palabras. Jacko era un esqueleto con gafas de sol y atuendo estrafalario.
Demasiado esfuerzo para un cuerpo tan débil.

El director presenta al artista como un hombre profundamente religioso y concienciado con la causa medioambiental. Un hombre que con sus gestos alude al espíritu de equipo y, reiteradamente, al amor y “al Dios te bendiga”. Un hombre que controla cada detalle de su creación. Un auténtico conocedor de la música y de los gustos de su público. Huelga decir que el documental ensalza la figura del artista. Muestra de ello es que no echamos en falta los testimonios halagadores de quienes le conocieron. Pero más allá de eso, Ortega trata de representar lo que hubiera sido uno de los 50 conciertos que Michael preparaba. Prácticamente las dos horas de proyección son las dos horas de concierto.

El repertorio está compuesto por grandes éxitos de la carrera de Michael y por sus míticos movimientos corporales, acompañado todo ello por una increíble puesta en escena de bailarines y efectos especiales. Sin olvidar dos proyecciones que fueron el deleite de los fans en el cine. Una de ellas es la aparición de Michael recogiendo el guante de Rita Hayworth y luego perseguido por las balas de Humphrey Bogart. Imágenes creadas para “Smooth Criminal”. La segunda proyección es una nueva adaptación de “Thriller” a 3D.

Después de cada canción, los espectadores aplauden eufóricos. Sienten que están en ese concierto irrealizable gracias a la alta definición de la imagen y al sonido perfecto. This is it es un documental altamente recomendable, sobre todo para los más críticos y escépticos con la figura de Michael Jackson. Ahora, por fin, es cuando más se habla de su música y menos de su vida privada. Merece la pena verlo, aunque sea porque estamos hablando de un artista que ha marcado el panorama musical durante cuatro décadas.

Fuente foto:
http://1140.comli.com/wp-content/uploads/2009/09/michael-jackson-this-is-it-movie-poster.jpg

Dejar respuesta