Pablo Delgado: “La gente que decide escucharme es tremendamente lista”

0
326

Diferente y único, dos cualidades que hoy en día merecen recompensa, Pablo Delgado acaba de estrenar su nuevo single, “We were too good”, y ya tiene en mente la preparación del que será su segundo trabajo discográfico. La Huella Digital ha tenido el placer de escuchar del propio artista muchas verdades sobre el actual panorama musical.

¿Qué esperaba Pablo Delgado cuando decidió dedicarse a la música?
Lo mismo que espero ahora mismo: sentirme realizado. En ese aspecto he tenido todo el éxito del mundo. No hay ninguna otra ocupación que me llene del mismo modo, es una necesidad vital… No me concibo de otro modo que no sea cantando y creando.

¿Cuáles son sus principales influencias?
El pop y el jazz-soul de los 50 y los 60. Gente como Georgie Fame, Mel Tormé, Tony Bennett, Bobby Vinton, Mark Murphy… En cuanto a artistas actuales, la cosa está más complicada, pero soy acérrimo de Jamie Cullum, Amy Winehouse, Jose James, Wouter Hamel o Ruben Hein. Hay una gran cantidad de artistas maravillosos en los Países Bajos por ejemplo. Bendito internet…

 ¿Cómo surge su álbum de debut, Despacio?
Como le pasa a muchos músicos, Despacio nace de una época muy triste y depresiva. Lo curioso es que el resultado no es nada lúgubre, casi diría todo lo contrario. En esa época necesitaba reafirmarme constantemente en que iba a salir adelante, así que imagino que fue inconsciente. Fue una etapa muy desordenada en mi vida. Sentí la necesidad de hacer terapia y, para mí, el primer paso para superar algo siempre ha sido plasmarlo en papel. Comencé a trabajar en algunos de los temas a modo experimental y, finalmente, le cogí el gusto, así que decidí lanzarme a por el álbum completo.

Acaba de presentar nuevo single “We were too good”. ¿Es una buena baza?
Probablemente no sea la mejor baza en términos comerciales, pero sí es mi tema favorito del disco y tenía que dedicarle un lanzamiento propio. Hoy día tienes que ejercer de creador y empresario, pero teniendo en cuenta que lanzar música tiene mucho más de realización artística que de negocio, me decanté por el tema que más me identifica, antes que por el que fuera a vender más fácilmente. “We were too good” es una apuesta muy honesta en todos los aspectos. Sin trampa ni cartón. Una relación ligeramente masoquista de las que dejan huella. A nivel musical, es una especie de big-band cabreada y borracha por despecho. Me desnudé totalmente en la letra, no sólo en la portada.

Su estética está muy cuidada y sus actividades de marketing son dignas de aplauso. Empezó con el ‘Pay with a tweet’ y ahora se centra en la exclusividad de su música con Despacio: Limited Edition. ¿Qué nos puede contar de estas actividades?
Internet es un océano de opciones y tienes que conseguir destacar entre ellas como puedas. Es la única manera de que la gente te escuche y decida si les gustas o no. Son las nuevas reglas del juego y yo estoy encantado de aprender y jugar con ellas. El ‘Pay with a tweet’ tuvo gran aceptación. Recibí un gran número de descargas del single, lo cual demuestra que la gente sí está abierta a nuevos sistemas. Sólo hay que atreverse a ponerlos en marcha. Lo de la exclusividad me parece imprescindible. Me gusta mimar a la gente que escucha mi música y ofrecerles la misma intimidad que ellos me ofrecen a mí cuando me escuchan a solas. Eso bien merece todos los esfuerzos de hacerles sentir que son una parte esencial de este proyecto.

Algunas personas creen que su estilo es tan personal y tan insólito en España que le hace el camino mucho más difícil. ¿Cuál es el verdadero problema?
Estamos en un momento de transición en la industria. Ahora empezamos a abrir las orejas a todo lo que internet ofrece y nos centrarnos en los cuatro idénticos sonidos que ofrecían las radiofórmulas. Creo que es el momento para que alguien que hace algo tan poco usual en este país tenga un huequito en el panorama. Ya no eligen por nosotros, si no que somos nosotros mismos los que escogemos la banda sonora. El jazz y el soul no son géneros mayoritarios en este país, pero tengo que ser fiel a mí mismo o sería un proyecto cualquiera. La gente no tiene nada de tonta, sabe cuando algo es auténtico y sincero o un burdo intento de seguir tendencias impuestas. Con esto quiero decir que la gente que decide escucharme es tremendamente lista. Me repito, pero la opción de haber apostado por un sonido seguro y vendible no existía en mi cabeza. O hago lo que me da la real gana, o no lo hago.

¿Qué opina de la situación actual de la música?
Los músicos somos propensos a llorar mucho. Nos sobran los motivos, pero no puedo esperar que tal cual está el panorama económico me lluevan las contrataciones y las ventas. Me siento afortunadísimo de haber colocado mi disco en el número 5 en la lista de venta de iTunes en la misma semana de su lanzamiento, sin prácticamente ningún apoyo mediático. Pero soy realista. No voy a embarcarme en una megagira que lo único que conseguiría es endeudarme hasta las orejas. De nuevo tienes que ser flexible y amoldarte a la situación, que obviamente es mala. Conozco a poquísima gente que pueda vivir de la música al cien por cien. Antes se podía, ahora por desgracia es muy difícil. Estoy dispuesto a aguantar el tirón, agazapado, pero cavándome mi trinchera para que cuando esto escampe pueda levantarme sin mayor miedo. Ahora sí que es una carrera de fondo.

¿Vende más una buena voz, un buen físico, una buena puesta en escena…?
Una mezcla de todo. No hay ningún producto de éxito que sea únicamente una de esas cosas. Ninguno. Para mí, lo importante es dar el máximo que puedo en cada uno de los aspectos. Mimo tanto mi música como mimo mi aspecto o el ‘packaging’ de los lanzamientos. No hay que ser necio y descuidar cualquiera de estos aspectos. El mundillo del jazz me repudiará por salir medio desnudo en una portada, y el del pop porque mi música le resulta demasiado compleja. Pero de nuevo, el público es el que te elige a ti y no tú a tu público. Yo creo, lo expongo y la gente decide. Lo importante es que todo sea natural.

También forma parte de Spin-Off. ¿Cómo surgió esta formación de gospel contemporáneo?
Todos los miembros venimos de otras formaciones de gospel. Yo mismo, sin tener una  voz especialmente apropiada para el género, he pasado por tres coros profesionales. Nos conocimos en unas y otras, y decidimos montárnoslo por nuestra cuenta. Tenemos un entendimiento muy similar de lo que es la música negra, y la diferente forma de abordarla hace del de Spin-Off un sonido muy rico, muy elegante. Somos cinco chicas y yo. Seis influencias diferentes. Los ensayos son mágicos. Trabajar con gente con tantísimo talento, y a la que además me une una gran amistad, es impagable. Ahora estamos haciendo eventos privados, pero pronto nos lanzaremos a escenarios públicos.

Hemos oído que se plantea el ‘crowdfunding’ para su próximo trabajo. ¿Qué opina sobre este sistema para conseguir financiación?
Me da un poquito de miedo. Soy muy pudoroso con todo lo que tenga que ver con dinero, sobre todo ahora mismo. Con el ‘crowdfunding’ pretendo financiar parte del nuevo álbum, en el que ya estoy trabajando. A cambio espero ofrecer recompensas únicas e interesantes. Ahora sí que espero que mi gente se sienta involucrada en el proyecto, serán parte absoluta de él como mecenas. Si consiguiera financiar parte de la grabación, podré invertir más dinero en la difusión, en grabar nuevos videoclips y, básicamente, en seguir haciendo mi trabajo.

¿Ya tiene en mente su próximo álbum?
Absolutamente. Despacio lo compuse hace mucho y apenas he parado de escribir en todo este tiempo. Tengo muchas otras cosas que contar. Ya he presentado algún tema de los nuevos en conciertos, y la gente responde muy bien. Tengo cinco años más que cuando comencé a escribir el primer disco y siento que he dado un paso adelante, tanto en sonido como letras y vivencias. He perdido un poquito del pop, he ganado un poquito de jazz. Vocalmente, creo que también he evolucionado mucho, así que estoy realmente excitado ante la idea de meterme en el estudio de nuevo y presentarme como soy ahora.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=njmBr7ZvcBs[/youtube]

Fotografías cedidas por Pablo Delgado
Vídeo: PabloDelgadomusic

Dejar respuesta