Otro caso de crueldad animal: lana de angora

0
902

Sus gritos y su desnuda piel rosada han conmocionado a medio mundo. La organización contra el maltrato de animales PETA, ha sacado a la luz  un vídeo que evidencia la realidad de los conejos de angora en China.

Dicho vídeo difundido por la organización People for Ethical the Treatment of Animals (y que ya cuenta con más de 250.000 visitas en Youtube) presenta una crueldad incontestable y realmente estremecedora. En la grabación se ve claramente como se inmoviliza al animal y manualmente, con una pasmosa impasividad el operario despelleja poco a poco al conejo sin inmutarse ni lo más mínimo por sus desgarradores alaridos. Después, más vulnerables que nunca, cada ejemplar es trasladado a una minúscula jaula donde temblorosos esperan que a los tres meses se repita este cruento proceso con su nuevo pelo. El 60% de estos animales reduce su esperanza de vida de los ocho años a los 2 o 3 como máximo.

Imagen que demuestra la crueldad hacia estos animales
Imagen que demuestra la crueldad hacia estos animales

El país asiático casi posee el monopolio de exportación de este tipo de lana. Según esta organización que durante cuatro meses ha grabado clandestinamente estas deleznables prácticas, de los 56 millones de conejos de angora que hay en el mundo destinados a este fin, 50 se encuentran en granjas chinas.

Para PETA está más que probado que no se puede producir este tipo de lana sin torturar al animal, y es que lo razonable sería esquilarlos, pero según fuentes de la organización, haciéndolo de esta manera se aumenta la producción hasta un 75%. Diversas revistas femeninas y de tendencias han reflejado el gran uso que se ha hecho este año de la lana de angora por marcas pret a porter, low cost y primeras firmas de lujo. El grito está en el cielo, y los fabricantes, por unas o por otras han tomado cartas en el asunto.

Importantes industrias textiles, cuyas tiendas pueblan nuestras calles, no han tardado en posicionarse ante esta noticia. El gigante sueco H&M ha sido el más contundente; “La marca no acepta el maltrato animal y por eso ha decidido paralizar la producción de prendas de angora”.H&M Además ofrece la posibilidad de devolución de esta ropa y su correspondiente reembolso, como muestra de su política comprometida contra el maltrato animal. Otros de los grandes de la distribución textil han comenzado a suspender la compra de esta materia prima.

La española Inditex, por su parte, arroja un mensaje corporativo muy claro: “Desde su política de tolerancia cero frente al maltrato de animales, Inditex obliga a sus proveedores a seguir las recomendaciones planteadas por las diversas organizaciones en defensa de los animales, con las que Inditex mantiene regularmente contacto. Tras las últimas denuncias, la empresa ha reforzado este mensaje a todos sus proveedores y está llevando a cabo visitas a las granjas y realizando un proceso de certificación independiente de todas las granjas de producción de angora en su cadena de suministro para confirmar su cumplimiento de los requerimientos de Inditex”. Pese a esto, el imperio de Amancio Ortega no se libra de acusaciones como las vertidas por el tabloide inglés The Mirror que asegura haber podido comprar 46 libras de estas prendas etiquetadas por Zara en Oxford Street.

Este caso de crueldad animal se ha convertido en una denuncia unánime a nivel internacional, pero es necesario no dejar pasar la ocasión de tener en cuenta otras atrocidades que en las economías emergentes asiáticas fundamentalmente se cometen día a día. En un país como China, en el que la vida se desprende del valor que le otorgamos en occidente, todos conocemos cuando hacemos oídos sordos que la mayoría de prendas que vestimos priorizan un pequeño coste de producción sobre derechos humanos básicos. Probablemente los trabajadores que despellejan a estos conejos no alcancen los estándares humanitarios básicos (ojo, justificación ninguna). Pero es imprescindible asumir que lo de China a día de hoy es un fallo estructural y que la lucha a favor los derechos animales y humanos en este país alcanzará el triunfo cuando allí comprendan que el cuidado de la vida también sale rentable.

Fuente de las imágenes: Petalatino y Noticias de impacto

Dejar respuesta