Otras formas de informar a la ciudadanía

0
690

Ciudadanos sirios que toman el papel de reporteros para informar sobre la guerra, gafas que permiten ver una historia en 360º o crear una página web donde se hace periodismo emprendedor, independiente y fresco.

Las maneras de hacer periodismo están cambiando, así como los consumidores y la forma en la que lo consumen. Hemos pasado de comentar lo que dicen los telediarios a hablar de lo que leemos en Twitter o vemos en Facebook. Pero esto es sólo el comienzo.

Periodismo ciudadano

En la era de la información, la tecnología y las redes sociales los periodistas han sido testigos de una drástica evolución de su panorama de trabajo. Hace unos años una gran parte del periodismo se basaba en el copia-pega de teletipos de las agencias de comunicación. Ahora todo ha cambiado. Las noticias se conocen antes por Twitter que por las portadas de los periódicos o los informativos de televisión y radio. La información es instantánea, de usar y tirar. Bueno, más bien de usar y retuitear. Existen infinidad de medios de comunicación digitales y están al alcance de pocos clics.

Aún siendo esto así, el 82% de los profesionales de la comunicación creen que la credibilidad de los medios ha bajado. Pero hay algo que los periodistas con tablas temen más que la desaparición de los periódicos en papel: el periodismo ciudadano. El periodista neoyorkino Jay Rosen lo define así: “El periodismo ciudadano es cuando la audiencia tiene y utiliza las herramientas para informarse unos a otros”. No obstante, hay que hacer una distinción efectiva entre el contenido generado por la ciudadanía y el propio periodismo ciudadano.Guillermo 1

Óscar Espiritusanto aboga contra los prejuicios y reprimendas contra este fenómeno, pues dice no ser negativo ni competencia desleal para el periodista. “El periodismo ciudadano es bueno, no viene a comernos”, afirma. Simplemente se trata de ciudadanos corrientes que, en unas condiciones especiales como pueden ser un conflicto bélico, son “alfabetizados” para ejercer el periodismo en lugares y momentos a los que no llegan los periodistas, y que después de ejercer esa labor vuelven a sus vidas corrientes. Muchas veces se juegan la vida para informarnos y en ocasiones colaboran con grandes medios de comunicación que difunden su trabajo.

El periodismo ciudadano tiene unas funciones muy claras y eficientes, como ser un vigilante del poder, defender a las minorías o cubrir desastres, atentados, etc. Es útil para el periodismo y la sociedad, simplemente hay que saber diferenciar entre el ruido y las “nueces”, aceptar la nueva era del periodismo y no recriminar contra aquellos que intentan informarnos de lo que son testigos. Como dice Juan Varela: “Si un periodista tiene miedo de los ciudadanos lo que tiene que hacer es cambiar de oficio”.

Realidad virtual

Las tecnologías de la información y el entretenimiento están avanzando a una velocidad vertiginosa, pero los consumidores de noticias suelen verse separados de éstas, siempre que no ocurra cerca o a gente muy parecida a ellos. El “periodismo inmersivo” o immersive journalism quiere acabar con las barreras entre la noticia y el consumidor. El término acuñado por Nonny de la Peña, madrina de esta nueva práctica, hace referencia a una nueva e innovadora manera de consumir periodismo: a través de la realidad virtual.

Milena Fernández es una de las primeras personas en participar en proyectos de periodismo y realidad virtual en España. Con la app VREAK, tanto si tienes gafas de realidad virtual como no, podrás empezar a “vivir” historias en 360º. Lo único que tienes que hacer es descargarte la aplicación (sólo disponible para Android), elegir el vídeo que quieres ver, descargártelo y disfrutar de una experiencia de 360 grados.

Mientras ves el vídeo, tendrás que moverte sobre ti mismo para observar la historia desde todas las perspectivas mientras un narrador te cuenta los hechos. Pero eso no es todo, hay un vídeo en el que 180º tratan de la ajetreada vida en la gran ciudad y los otros 180º de la amainada vida campestre, así el espectador puede contraponer ambas situaciones.

Hay muchos más proyectos como éste en marcha por todo el mundo. El New York Times, la Associated Press y el Wall Street Journal también están en ello. EN España, Antena 3 fue la primera cadena de televisión en hacer un informativo en 360º, y El Español el primero en retransmitir un debate político también en este formato. Milena dice que dentro de muy poco la realidad virtual estará a la orden del día y será económicamente accesible para todo el mundo.

Emprender en periodismo

Jornadas UCM periodismo autónomo freelance ProCom.
Durante las Jornadas de periodismo autónomo y freelance promovida por ProCom.

El periodismo tradicional está de capa caída. Cada vez menos gente compra periódicos en papel, y esto, junto con la crisis, ha provocado una reducción de plantilla en la mayoría de las redacciones. Pero no hay enfermedad sin remedio: el periodismo digital está sacando las garras. Cada vez son más los medios nativos digitales, como InfoLibre, bez.es, Contexto, Verne, eldiario.es, etc. Y esto ha sido posible gracias al emprendimiento de algunos periodistas.

Dice Bárbara Yuste que “emprendedor es todo aquel que se atreve a tomar decisiones, innovar y adaptarse a los cambios”. Los periodistas han sabido adaptarse a las nuevas tecnologías, y aprovecharlas al máximo para ejercer un periodismo más fresco y libre, creando un ecosistema alternativo. La cuota de periodistas autónomos sigue subiendo. Las formas de financiación de estos medios son diversas: crowdfoundings, cuotas de socios, donaciones voluntarias, publicidad, cooperativas, micropagos, etc.

Estos nuevos medios buscan periodistas versátiles, con fuentes, que manejen y dominen la tecnología y las RRSS y que sean capaces de difundir y vender su contenido. No hay que olvidar que el emprendedor emprende las 24 horas del día. Estos nuevos medios pueden permitirse el lujo de probar, experimentar, equivocarse y rectificar, cosa que no pueden hacer los medios tradicionales. En una era en la que la tecnología y las redes están presentes en nuestra vida a todas horas, y sin las que no podemos vivir, el periodismo ha sabido hacerse un hueco y aprovecharse de ello.

Dejar respuesta