Origen y punto de partida

2
99

Con una trabajada victoria sobre el alemán Daniel Brands (4-6, 7-6, 6-4 y 6-3) ha comenzado Rafa Nadal su participación en Roland Garros. El tenista español regresa a París, residencia de muchas de sus mejores gestas y feudo fidelísimo. Las dos próximas semanas marcarán su camino: siete veces campeón, emprende la marcha hacia su octavo título sobre la arena francesa.

Debutó ayer Nadal, el principal favorito, en la competición que lo ha hecho leyenda, en su torneo fetén. Arrancó la singladura sobre tierra seca no exento de sustos: perdió el primer set y se vio obligado a disputar el tie breack del siguiente. Finalmente, el germano Brands, crecido en muchas fases del choque, terminó sucumbiendo. Fue capaz de exigir a su poderoso oponente, forzándole a pelear hasta la última pelota. En un partido menos cómodo de lo que cabría haber supuesto, el balear necesitó de cuatro mangas y tres horas de juego para certificar su pase a la siguiente ronda.

Rafa Nadal (26) durante su partido contra Daniel Brands (25). Fuente: Roland Garros
Rafa Nadal (26) durante su partido contra Daniel Brands (25). Fuente: Roland Garros

El reto parisino es mayúsculo para el tenista español. El premio, si consigue salir victorioso del envite, también: aguarda a Nadal otro Grand Slam más, el que haría undécimo. Un año después del último, también sobre la arcilla de la capital gala, el prodigioso zurdo afronta una nueva reválida. Después de haber superado satisfactoriamente el calvario de la lesión, que lo tuvo medio año fuera de las pistas, su regreso ha sido triunfal, espléndido. Ha disputado ocho torneos en tres meses, concluidos con seis victorias y dos finales.

Solo frenan la euforia las recurrentes molestias en la rodilla que sigue padeciendo. Pero más allá de las dudas que puedan generar unas sensaciones físicas mejorables, el palmarés del Nadal de la temporada 2013 ratifica su condición de máximo aspirante. El vigente campeón ha exhibido profundidad de recursos en su juego, con una versión más variada de registros y menos dependiente del físico; amén de dos espectaculares, y recientes, triunfos en Madrid y Roma, últimas citas sobre tierra antes del major galo.

En el horizonte del torneo se perfila un cruce con Novak Djokovic en las semifinales, que supondría la reedición de la final de la pasada edición. El tenista serbio, número uno de la ATP, es la única de las diez primeras raquetas mundiales que se le resiste al balear en su regreso tras la lesión. El cuadro, sorteado la pasada semana, encierra otras trampas para el manacorí como el presumible enfrentamiento contra el local Richard Gasquet en los octavos de final. No afrontará Nadal ningún duelo fraticida frente a los muchos especialistas sobre la tierra batida de la ‘Armada española’. 

Superada la incómoda apertura de su novena participación en Roland Garros, remedo de la vivida en 2011 frente al norteamericano John Isner, espera Nadal a su siguiente rival, el eslovaco Martin Klizan (mañana, alrededor de las 15.00 horas, Canal Plus). La tierra que le bautizó en 2005 como promesa y sobre la que ha erigido su mito, es testigo de la trayectoria casi inmaculada del tenista en el torneo, 53 partidos ganados y solo una derrota. La victoria de ayer, la primera en esta edición, acerca un paso el sueño de la octava en París.

2 Comentarios

Dejar respuesta