Olivia de Happyland cambia de registro en “Antibiografía”

0
164

Portada de "Antibiografía"

Podría decirse que Olivia de Happyland es el álter ego de la conocidísima Olivia de Havilland interpretando a Melanie Hamilton en Lo que el viento se llevó. Si la ingenuidad de Melanie resaltaba en el film, la infantilidad y magia que destacaban en los anteriores discos de Olivia desaparecen casi totalmente en su último trabajo discográfico: Antibiografía.

Si algo había sido seña de identidad en la música de Olivia de Happyland habían sido sus letras circenses, dulces y que transportan al oyente a su más tierna infancia. Tras más de dos años de silencio, la cantante española vuelve a escena con Antibiografía, un álbum producido por José María Rosillo y Willy Vijande (exbajista de Los Ilegales). En esta ocasión, Olivia ha abandonado su lado más naif y se ha introducido, sin demasiado éxito, en un mundo mucho más oscuro.

Rodeada de grandes del rock nacional como Luis Martín (Los Ronaldos), Antonio Pérez (Cooper), Guillermo Berlanga (La Frontera, Electric Playboys) y Quique Blanco (Grooving Flamingos), Antibiografía  es un disco con fuertes y buenas melodías que, sin embrago, no terminan de casar con las letras ni la voz de la artista. Tanto los arreglos como la composición melódica hacen gala de los geniales colaboradores que ha tenido Olivia en este álbum, pero aun así las letras pretenden aportar una ironía y acidez, previamente desconocidas en la cantante, que no acaba, de cuajar en la mezcla.

Destacando su sentido del humor, Olivia de Happyland pretende transmitir pasajes autobiográficos llenos de rabia a través de sus canciones. Temas como “El boxeador” o “Casi Muero (menos mal)” son portadores de un sonido electrizante y cuidado que, por desgracia, no se aprecia adecuadamente por la letra y la voz de la española. Por otro lado, la homónima “Antibiografía” cuenta una historia muy potente con un ritmo muy pegadizo, dejando claro que Olivia puede hacer también buenas canciones.

Con menos cabida en este disco aparecen melodías como “La serpiente” y “Piel de bombilla”, en las que un ritmo lánguido no termina de casar con unas letras intensas, rebeldes y poéticas. La diferencia reside en que la candidez de la voz de Olivia y las letras de su anterior disco hacían un producto que tenía sentido en su totalidad y lograba transmitir cierta magia y dulzura.

Sin embargo, en esta ocasión la vocalista ha apostado por temas que pretenden sonar mucho más duros y rockeros, al estilo de sus músicos, pero que no hacen buena pareja ni con su voz ni con sus letras. Cabe destacar la melodía y la instrumentalizad de “Lo que el tiempo se llevó”, en donde la artista acierta con unas letras que acompañan la música sin atropellarla, convirtiéndose así en el mejor tema del álbum.

Olivia de Happyland – Pierdo el camisón

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6LoKsLY9z6U[/youtube]

+ Info Olivia de Happyland:
Facebook

Youtube

Fotografías: Myspace de Olivia de Happyland

Dejar respuesta