Okupas en la Universidad

0
229

Un grupo de 150 jóvenes “okuparon” el pasado día 10 de abril una parte de la Facultad de CC. Físicas de la UCM. El edificio tomado, según los estudiantes, se encontraba abandonado desde hacía tiempo aunque el Decanato del propio centro niega todas las informaciones sobre ese desamparo en el ala oeste del edificio. Los nuevos inquilinos de la Facultad tienen como objetivo principal crear un centro social en el que se reivindique una universidad alternativa. 

En nuestra universidad puede pasar cualquier cosa pero lo sucedido el pasado día 10 de abril ya se lleva la palma. Un grupo de jóvenes, de distintos colectivos, e incluso alumnos de la propia UCM, se encerraron en uno de los edificios que corresponden a la Facultad de CC. Físicas tras una marcha desde la boca de metro de “Ciudad Universitaria”. La noticia aparecía hace unos días en varios medios de comunicación y, aunque a día de hoy no ha conllevado a más comentarios, los “okupas” siguen en el interior del edificio. Pero, aunque el suceso es bastante curioso, no es la primera vez que sucede este tipo de okupación en el Campus de la Complutense. Nuestra Facultad de CC. de la Información, en abril de 2001, ya sufrió una altercado de este tipo. Por entonces, el grupo de estudiantes entró en el antiguo almacén de Microfilmado para ocuparlo como aula social, pero en aquel momento sí fueron desalojados por las fuerzas del orden.

En esta ocasión la Policíano ha hecho acto de presencia, por expreso deseo del Rector de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa, que incluso se acercó hasta la Facultad de CC. Físicas para hablar con los jóvenes. Según éste, su máxima preocupación es el estado del edificio el cual no está preparado para el alojo de personas, ya que está a punto de ser remodelado.

Por su parte, el Decanato del centro ha dejado claro, en estos últimos días, que “el edificio de la Facultad está inmerso en un proceso de modernización y rehabilitación de infraestructuras que se inició hace más de una década. Dado que las obras de reforma se han simultaneado con las actividades normales del centro, la reforma se ha ido realizando en varias fases. Ya han sido completadas en distintos periodos dos de dichas fases y hace unos cuatro años, tras desalojar el ala oeste, se iniciaron trabajos previos necesarios para acometer la rehabilitación de esa zona. Por diversos motivos económicos y administrativos, tales como la especial protección del edificio por parte de Patrimonio Histórico, los trabajos de rehabilitación se han ido demorando y llevan unos tres años paralizados”. Con ello quieren aclarar que todo lo dicho por el grupo okupa y algunos medios de comunicación, sobre el abandono del edificio desde hace más de diez años, es falso. Estas dependencias estuvieron siendo utilizadas con normalidad, según el Decanato, hasta hace poco más de cinco años y se desalojaron con el único fin de facilitar la realización de las obras de rehabilitación pendientes.

La controversia está servida. Mientras que el Rector, Carlos Berzosa, da su escueta explicación sobre el por qué de la situación del edificio, el Decanato de la propia facultad explica, sobradamente, el largo proceso de remodelación. Por su parte, los jóvenes que allí se han instalado tienen, como no, su propia versión de todo esto y justifican su okupación debido al total abandono del edificio desde hace más de una década.

La decisión de este grupo de jóvenes viene por la reciente legalización del Centro Social Seco. Reclaman así la cesión del edificio ocupado para la creación de un centro social autogestionado, de la misma manera que se ha hecho con el mencionado anteriormente. Para ello, se han organizado en grupos de cuarenta personas para organizar el edificio ya que, según los jóvenes, éste está lleno de escombros y suciedad.

Desde el primer instante de la ocupación la fachada del edificio fue decorada con pancartas en las que se puede leer “Facultad ocupada y autogestionada”, “La universidad es de los estudiantes” y “Anti-LOU”, entre otras muchas más en las que se explica la ocupación como uso social y en las que se reclama una mayor participación en la gestión de la universidad.

Entre sus objetivos, además del principal que es la creación del centro, está la creación de una agenda de actividades con las que reivindicar una universidad alternativa. Los jóvenes okupas no tienen intención de abandonar el ala oeste de la Facultad de Físicas y han afirmado, con contundencia, que el encierro tiene vocación de indefinido.

Fotos: Google.
Información: 20 minutos

1 Comentario

  1. El año pasado acudía a clase de inglés del CSIM en la Facultad de Químicas, y solía pasar andando por delante de este edificio.
    Recuerdo que me llamaba la atención el cartel que rezaba que iba a ser renovado, etc etc, pero nunca veía actividad por allí.
    Desconozco los motivos por lo que se ha tardado cinco años(y los que quedarán a buen seguro)en comenzar con la rehabilitación del edificio. Sim embargo, si creo que es un lujo tener todo un aulario vacío cuando las clases están más que masificadas y no sobra espacio precisamente. ¿O no nos acordamos ya cuando todos los cursos de Ciencias de la Información dábamos clase en el edificio viejo?
    Si lo han ocupado, en parte están justificados moralmente ¿Qué narices hace vacío desde ha ce tanto tiempo todo un ala de una facultad? Pues nada, se ocupa y se le da utilidad. Claro, ahora que si inseguridad que si no se qué…que pregunten en biológicas por la salubridad y seguridad de su edificio, que llevan tiempo quejándose.

Dejar respuesta